Djokovic y Fish jugarán la final en Montreal

El número 1 del mundo y el mejor norteamericano en acción. Montreal presentará una final bastante comercial. El número 1 del mundo, Novak Djokovic...

Después de las debacles consecutivas que habían tirado a los números 2,3 y 4 del mundo los primeros días de competición, Montreal presentará una final bastante comercial. El número 1 del mundo, Novak Djokovic, se va a medir al número 1 de Estados Unidos, el mejor jugador norteamericano y el líder de la Olympus US Open Series, Mardy Fish.

Fish, un digno rival

A primera hora, por la mañana en Montreal, Mardy Fish se midió a Janko Tipsarevic. El otro serbio que quedaba vivo en el cuadro y que había hecho un gran torneo hasta ayer, después de eliminar a Dodig, el verdugo de Nadal, Verdasco y Berdych en cuartos de final, presentó una imagen más acorde a su nivel no inquietó prácticamente en todo el partido al americano.

Fish, por su parte, a pesar de haber mostrado problemas para cerrar sus partidos cuando los ha tenido en ventaja y haberse manifestado como un jugador que vive de las rentas de un servicio espectacular, se ha metido por méritos propios y deméritos ajenos en la final. El mejor jugador norteamericano del momento, no tuvo ningún problema en el primer set. Rompió a las primeras de cambio al serbio y mantuvo su servicio sin ceder ni una bola de break.

En el segundo, tras ponerse 2-0 y saque, permitió que Janko Tipsarevic le remontara hasta el 2-3, pero esas fueron las últimas noticias del serbio en la pista central de Montreal. Con la ausencia de Nadal en un cuadro que parecía mucho más complicado por la parte alta... la parte baja ofrece un rival de cierto postín.

Djokovic, intratable

Pero el brillo al campeonato se lo ha puesto sólo un hombre. Novak Djokovic. El serbio, se ha presentado en sociedad con su recién estrenado número uno y le ha querido sacar lustre como nunca. Comenzó dubitativo en su debut con Davydenko, pero fue creciendo hasta manifestar un nivel prácticamente insuperable en cuartos y semifinales contra los franceses, Monfils y Tsonga.

Al primero le propinó una palizan que se recordará por mucho tiempo. El partido fue casi perfecto y Gael, casi no podía ni sacar la cabeza del banquillo. Cada vez que asomaba para servir o restar se encontraba con un bombardeo constante a las líneas. Monfils quiso plantearle un partido a cañonazos y se llevó más palos de los que alcance a recordar. 6-2 y 6-1.

Ayer, Tsonga propuso todo lo que estaba al alcance de su mano, hasta que vio que no había nada que agarrar con ésta. Con problemas en la misma, acabó abandonando, ya con la batalla perdida 6-4 y 3-0. El de Le Mans, propuso cambios de ritmo, subidas a la red y sus característicos golpes de derecha para tratar de descentrar a Djokovic. Todo fue el balde. Djokovic, superior desde el calentamiento, mostró el camino de cómo desbaratar las estratagemas del francés y cómo someterle, a pesar de su tozuda y pertinaz defensa. Pudo haberle roto en 3 servicios distintos, pero lo hizo justo en el momento en el que conseguía unir su bola de break con el set point.

Opciones

Cualquier cosa que no fuera una cómoda victoria de Djokovic en Montreal sería una sorpresa mayúscula. Casi histórica. El nivel que está mostrando el serbio es tan superior al de cualquiera de sus rivales que no parece ni siquiera posible que Fish pueda hacerle un set. Es muy difícil que el americano consiga ni una bola de break sobre el servicio de Nole, así que todas sus posibilidades pasan por un servicio impecable, casi imposible de restar y mantenerse vivo hasta los tiebreaks... y allí jugar muy bien todos los puntos, (y rezar).

No obstante, las únicas opciones que puede tener Fish de estar vivo en el partido están en la red. Desde el fondo no parece que la derecha y el revés del norteamericano vayan a inquietar lo más mínimo a Djokovic. Todo lo que no sean puntos en la red, parece que se van a ir camino Serbia.

Comentarios recientes