El triunvirato alemán

Petkovic, Lisicki y Goerges tendrán que enfrentarse a la República Checa

El equipo alemán de Copa Federación es uno de los mejores que ha dado este país en los últimos años. El tenis femenino del país germano está viviendo uno de sus mejores momentos desde los tiempos de la mítica Steffi Graf. Con tres jugadoras en el Top 25 de la clasificación WTA, no se entiende que Alemania ocupe el puesto nº9 del ranking de la Fed Cup.

Andrea Petkovic, Sabine Lisicki y Julia Goerges

Las alemanas repiten mala suerte en el sorteo de primera ronda del Grupo Mundial, al que han vuelto este año tras superar a Eslovenia por 4-1 y a EE.UU. en el play off por un contundente 5-0. Igual que les sucedió en 2010, en la primera ronda de la Fed Cup 2012 se encontrarán con la República Checa, otro país con una generación de tenistas emergentes que están dando mucho que hablar, en especial, Petra Kvitova.

Petra Kvitova con la República Checa

El año pasado, una de las principales jugadoras del equipo alemán sufrió muchísimo por culpa de las lesiones. Esta temporada, Sabine Lisicki ha vuelto con fuerza, por lo que la eliminatoria del 4 de febrero de 2012 no está tan resuelta como pudiera parecer.

De hecho, las alemanas tienen muchas posibilidades ante las checas, especialmente porque las jugadoras que se juegan el título de Fed Cup 2011 ante Rusia en noviembre, dependen en exceso de Kvitova, mientras que Alemania cuenta con tres jóvenes que se están haciendo fuertes entre los primeros puestos del ranking WTA, que son jóvenes y bellas, y que poco a poco se están afianzando como valores de futuro.

Sabine Lisicki

Sabine Lisicki vuelve a subir en el ranking esta semana y cada vez está más cerca de la posición 21 que llegó a alcanzar en 2009. Ahora en el número 25 gracias a las semifinales que ha disputado este fin de semana en Stanford, en el Bank of the West Classic frente a Serena Williams, pero especialmente gracias a la excelente actuación que protagonizó en Wimbledon, donde llegó a las semifinales en individuales y a las finales en dobles junto a Samantha Stosur.

Lisicki hizo historia al conseguir una de las mejores actuaciones de una wild card en un torneo de Grand Slam.

La historia de Lisicki con la Fed Cup empezó cuando venció a Lindsay Davenport en la primera ronda del Grupo Mundial en 2008. En 2009, ayudó con una victoria a superar a Suiza en la eliminatoria del Grupo Mundial II; ese mismo año venció a la china Zheng Jie y consiguió, junto a Anna Lena Grönefeld, el decisivo punto de dobles que devolvió a Alemania a la categoría de honor. Este año no pudo ayudar en la eliminatoria contra Eslovenia pero sí consiguió un importante punto ante la norteamericana Christina McHale en el cruce de ascenso entre Alemania y EE.UU., una cita que Venus Williams tuvo que ver desde la grada.

Julia Goerges

Julia Goerges ha tenido un gran año, especialmente en tierra batida, aunque últimamente no parece estar tan acertada como en los torneos de polvo de ladrillo. En junio de este año, gracias a su victoria en Stuttgart sobre Caroline Wozniacki que le valió su segundo título WTA (la primera alemana en ganar este torneo desde que lo hiciera en 1994 Anke Huber) y llegar a las semifinales en Madrid, alcanzó el númeo 16 del ranking pero ahora se encuentra en el puesto 20.

Ganó su primer partido de Copa Federación contra Melanie Oudin en la eliminatoria de este año contra a EE.UU. Junto a Groenefeld se llevó también el punto de dobles ante Liezel Huber y Vania King. Y aunque perdió contra Polona Hercog en la eliminatoria de Eslovenia, sí logró adjudicarse la victoria frente a Masa Zec Peskiric.

De las tres mejores jugadoras alemanas, seguramente Goerges sea a la que más atentos tengamos que estar, puesto que últimamente ha dado muestras de no ser muy regular.

Andrea Petkovic

Andrea Petkovic es la más mediática, la mejor situada en el ranking WTA y la más mayor de las alemanas (nació en 1987, Goerges en 1988 y Lisicki en 1989).

Lleva unas cuantas semanas a las puertas del Top 10, en su número 11. Petkovic no ha sido de resultados espectaculares pero, entre broma y broma, ha alcanzado los cuartos de finales en Australia y París, y la tercera ronda en Wimbledon ante Ksenia Pervak.

Su actuación en Fed Cup es impecable: 7 victorias, todas en tierra batida, por 3 derrotas. Su labor con Alemania en la Copa Federación le valió, además del regreso al Grupo Mundial, uno de los Premios Corazón que otorga la ITF a las jugadoras destacadas en esta competición.

Petkovic, junto a Lisicki y Goerges, no sólo representan el gran futuro que le espera al tenis alemán sino al país en sí. Son una mezcla de juventud, formación, potencia, belleza, espontaneidad, comercialidad y la multiculturalidad que llegó con la caída del Muro -Goerges, que se escribe Görges es "puramente" alemana, Lisicki es de origen polaco y Petkovic croata. Estas jugadoras están lejos de los tópicos que se asocian a su país y pasean una imagen moderna que hace justicia a la nueva Alemania.

El azar ha querido que puede que la alegría del ascenso y el 5-0 a EE.UU. les dure poco pero si siguen como hasta ahora, el triunvirato alemán es capaz de ganarle a la República Checa y de dar mucho más hablar.

Celebrando el triunfo ante EE.UU.

Comentarios recientes