US Open 2011. Historia del último Grand Slam del año

Del campeonato privado de Estados Unidos a un gran producto de marketing. El último Gran Slam del año ya aguarda a los mejores tenistas del mundo...

Se busca sucesor de Roger Federer
Se busca sucesor de Roger Federer

El último Gran Slam del año ya aguarda a los mejores tenistas del mundo. El US Open 2011 será un gran acontecimiento deportivo a nivel mundial, como todos los años, pero comenzó siendo un torneo privado y elitista cuando se concibió por primera vez , allá por agosto de 1881.

Inicios

En sus inicios, era un torneo que se organizaba de manera privada y que buscaba al ganador americano en el Newport Casino de Newport (Rhode Island). Por entonces sólo podían participar jugadores norteamericanos, y es más, el torneo, que por entonces se denominaba U.S. National Singles Championship, y sólo permitía la presencia de los tenistas que eran socios de los clubes representantes de la Asociación Nacional de Clubes de Estados Unidos.

Seis años después, en 1887, comenzó el torneo femenino y en 1900, se introdujo una novedad, los dobles masculinos, que se disputaban en Filadelfia y que tenían dos ganadores, a modo de campeones regionales.

Durante los primeros años, siete consecutivamente, el ganador fue Richard Sears. En el torneo masculino, el primer ganador no estadounidense fue el británico Laurence Doherty, que le ganó al bicampeón de los años anteriores William Larned. Pero hubo que esperar hasta 1903 para que esto se produjera. Larned, aún ganó 5 más hasta un total de 7. No era raro ver largas rachas donde un tenista se imponía durante varios años seguidos. Henry Slocum, (2 años), Oliver Campbell (3 años), Robert Wrenn (4, pero no consecutivos), Malcolm Whitman (3 años)…y rachas como la de Bill Tilden que ganó 6 años consecutivos desde 1920 a 1925.

Antes de la Era Open el dominio americano era absoluto. Desde el británico Doherty, el primer europeo “continental” que consiguió la victoria en La Gran Manzana, fue el francés René Lacoste. Él dos años y Henri Cochet interrumpieron la racha victoriosa de Tilden que volvió en 1929 a reverdecer laureles.

Este trienio francés dio paso a otras dos décadas de dominio norteamericano sólo intercalado con la presencia del británico Fred Perry, quien lo consiguiera los años 33,34 y 36.

El reinado Aussie

La tiranía estadounidense la interrumpió Frank Sedgman en 1951. Fue el primer australiano en conquistar el torneo norteamericano. Tras un paréntesis de tres años, en el que Tony Trabert y Vic Seixas, devolvieron el título a su patria, se abrió la época de mayor sequía de títulos para los estadounidenses. Durante siete años ininterrumpidos, los australianos, que les disputaban y ganaban también en la Davis, comenzaron a reinar gracias a Ken Rosewall, Mal Anderson, Ashley Cooper, Nealy Fraser, Roy Emerson y Rod Laver. Dos hispanohablantes interrumpieron la década gloriosa de los australianos en Nueva York, primero el mexicano Rafael Osuna en 1963 y Manuel Santana, en 1965 fue el primer español en conseguir el título americano.

Los títulos de los autralianos Stolle y Newcombe, dieron paso a la Era Open.

En 1968 comenzó la Era Open

En 1968 comenzó la Era Open y lo hizo con grandes novedades. La primera victoria de un afroamericano en un Grand Slam. El nombre del ganador, Arthur Ashe.

La noticia fue muy destacada, e incluso, por entonces, el diario más importante de Estados Unidos, el New York Times, ensalzó su victoria dándole el rango de heroicidad del deporte moderno. En su honor, la pista central de Flushing Meadows, toma su nombre hoy en día. Como curiosidad, baste con decir que, dado que el tenis no estaba considerado un deporte profesional y Ashe era de las fuerzas armadas de Estados Unidos, no pudo percibir el premio que estaba destinado al ganador, por entonces 14.000 dólares. Tuvo que conformarse con recibir su paga de 20 dólares al día.

En el cuadro masculino, la alternancia entre los ganadores siempre es turnaba entre un jugador norteamericano y un australiano. Rod Laver y Ken Rosewall se hicieron con los títulos en 1969 y 1970 y Stan Simth en 1971. Después llegó el momento para Ilie Nastae, el rumano, que fuera número 1 del mundo.

Grandes dominadores

Fueron años con muchas alternancias en las que, por fin apareció otro nombre propio del torneo, Jimmy Connors, gran dominador a finales de los 70 del circuito ATP y que llegó a sumar 5 US Open, (1974-76-78-82 y 83).

En medio, Manuel Orantes fue el segundo español en alzarse con el título, además, con el mérito añadido de derrotar al propio Connors en su feudo. Tuvieron que pasar 35 años hasta que Rafa Nadal, el año pasado devolviera al tenis español este preciado Torneo.

Trienio en Tierra. Momento hispanohablante

En 1977, Guillermo Vilas fue el primer sudamericano en ganarlo. Lo había hecho el centroamericano Rafael Osuna, y había disputado una final Álex Olmedo, el peruano, pero la perdió ante Neale Fraser.

Este pequeño espacio en el que aparecieron Orantes y Vilas, coincidió con el trienio en que el US Open dejó de jugarse en hierba, superficie en la que se había disputado desde su inicio en 1881, hasta 1975. Pero sólo duró 3 años el polvo de ladrillo como superficie del Gran Slam. En 1978 se cambió por una pista dura, que sigue siendo el tipo de superficie en el que se juega hoy, y el torneo se desplazó a su ubicación actual, Flushing Meadows.

1978. Flushing Meadows

Otro de los clásicos dominadores de este torneo fue el excéntrico John McEnroe. Lo consiguió por primera vez en 1979, en una apasionante final ante el jovencísimo Vitas Gerulaitis. Un auténtico fenómeno del tenis que tuvo una fugaz aparición en la elite y que fue la sensación de aquel año.

Lendl el "siemprefinalista"

McEnroe encadenó 3 US Open consecutivos, pero aún sumaría otro más en 1984, ante otro de los que fuera un gran rival como Ivan Lendl.

El checo tomó el relevo de los americanos y fue el gran animador de la Gran Manzana durante 8 años consecutivos. Desde 1982 hasta 1989. En ese periodo, Lendl jugó todas las finales con desigual fortuna. Consiguió tres títulos consecutivos en 1985-86 y 1987, pero cayó en sus otros 5 compromisos, dos veces ante Connors, una ante McEnroe y otras dos, al final de su brillante carrera ante Mats Wilander y Boris Becker.

Pete Sampras

En 1990 aparece el nombre de otro de los grandes dominadores en Flusing Meadows. Pete Sampras. Quien comenzara a batir todos los records de permanencia en lo más alto de la ATP, comenzó su reinado este año, pero consiguió un total de 5 entorchados. También venció en el 93,95,96 y 2002.

Sampras, tuvo que repartirse el dominio de la pista Arthur Ashe con Patrick Rafter, que recuperara el título para Australia en 1997, 24 años después de la victoria de Newcombe, pero que retuvo en 1998. Además, Sampras se encontró en los finales de los 90 con Andre Agassi, que le privó de los títulos de 1994 y 1999, y más tarde con la potencia descomunal de Marat Safin, que en mejor momento de su carrera llegó en 2000 para ser el primer y único ruso capaz de vencer en Estados Unidos. Por entonces, Safin, llegó a Nueva York como un auténtico ciclón que se llevó a su paso a todos los rivales con una supremacía espectacular.

Otro australiano, Lleyton Hewitt, venció en 2001 al mismísimo Sampras, que además de sus 5 títulos, perdió las finales de 2001, 2000 y 1992, ante el sueco Stefan Edberg, que ese año y el anterior conquistó para Suecia un torneo que sólo había ganado con anterioridad un compatriota suyo, Mats Wilander en 1988.

El último americano en ganar en La Gran Manzana fue Andy Roddick, en 2003, en una final en la que derrotó al español Juan Carlos Ferrero.

La Era Federer

En 2004 comenzó la “Era Federer”. El suizo se hizo con 5 títulos de campeón consecutivamente desde 2004 a 2008, y perdió la final de 2009 ante el joven Juan Martín Del Potro. El argentino tomó el relevo de Vilas como segundo sudamericano en vencer en Flushing Meadows un año en el que acabó arrasando en el circuito americano.

Por fin, el año pasado, Rafael Nadal se encumbró como el tercer español en ganar el US Open después de derrotar en cuatro sets al actual número 1 del mundo, Novak Djokovic, y ser el primer nacional en ganar este torneo en pista dura.

Los jugadores más laureados en Nueva York han sido Bill Tilden, Richard Sears y William Larned con 7. Y en la Era Open, Pete Sampras, Jimmy Connors y Roger Federer con 5.

Premios multimillonarios

Mucho han cambiado las cosas desde que Sears dominará en 1881 o desde que Ashe rompiera el hielo en la Era Open en 1968. Hoy, el ganador del US Open se lleva una bolsa de un millón setecientos mil dólares. Pero sumando la bolsa de premios del circuito americano, pueden llegar a ganar hasta 2’7 millones. Los finalistas se llevan 850.000 dólares, los semifinalistas 400.000$, los cuartofinalistas 200.000$, los últimos 16 100.000 $, 50.000$ tercera ronda, 31.000 $ segunda y 19.000 $ los que juegan el cuadro final. Hay un total de más de 18 millones de dólares en premios para los cuadros individuales.

18 millones de dólares en premios para los cuadros individuales. El glamour y la globalización han hecho del US Open un torneo que interesa a todo el mundo y que reune a cientos de miles de personas. Millones, a través de la televisión.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter