Wimbledon se rinde ante Djokovic

El serbio consigue su tercer Grand Slam

Novak Djokovic, a sus 24 años de edad, sigue dejando su nombre grabado para la historia del tenis. Hoy se ha convertido en el único, junto a Roger Federer, que consigue ganarle una final de Grand Slam a Rafael Nadal. Gana su primer título en este campeonato sobre hierba, el primero que vió en su vida según el propio Djokovic reconocía, y se convierte sin dudar ni tener que esperar a final de año, en el tenista de 2011.

Ha sido una final emocionante aunque haya sabido a poco, seguramente por lo reciente de las "finalísimas" de 2008 (Nadal-Federer) y 2009 (Federer-Roddick). Rafa Nadal sí parecía tener presente que había perdido sus últimos cuatro encuentros contra el serbio, todos ellos finales. Tras ir dos sets abajo, todo el mundo esperaba la remontada; algo que hubiera sido algo más que épico: no se gana una final de Grand Slam tras ir dos sets abajo desde que en 1927 René Lacoste se hiciera con el título de Roland Garros ante Henri Cochet.

Rafael Nadal

Si miramos las estadísticas del partido, vemos mucha menos diferencia que la que nos ofrece el resultado final de 6-4, 6-1, 1-6, 6-3. Lo único que ha hecho mejor Novak Djokovic es precisamente lo que mejor se le da a Nadal. Cinco servicios directos para Rafa por siete de Nole, una doble falta para cada uno pero quince errores no forzados para el español por doce del serbio y veintiún golpes ganadores de Nadal por veintisiete de Djokovic. La ventaja del tenista de Belgrado es mínima pero le ha sacado muy buen provecho. Novak se ha hecho fuerte en el fondo de la pista donde ha demostrado su gran estado de forma y no sólo ha llegado a todo sino que ha sabido colocar sus restos en los lugares adecuados.

En el segundo set, Djokovic parecía invencible, mientras que Rafa demostraba lo difícil que es hacer lo que hace cuando todos esperaban que fuera ese genio que es en los puntos clave. Nadal no ha estado fino en los momentos difíciles, como en el cuarto set cuando iba 3-4 y sacando. El español ha hecho tres errores no forzados seguidos y ha puesto en bandeja tres bolas de break. En otras ocasiones, ante esta situación desesperada, Rafa, no se sabe cómo, hubiera remontado. Pero hoy no ha podido ser.

Pocos reproches se pueden hacer al español, porque Novak Djokovic ha jugado uno de los mejores encuentros de su vida: el mejor sobre hierba según él mismo. Este partido ha hecho que se añada un nombre más a la escueta lista de ganadores de Wimbledon de los últimos años; desde 2003, sólo habían ganado este campeonato Roger Federer (6 veces), Rafa Nadal (2) y Lleyton Hewitt (1).

Djokovic en su encuentro con Baghdatis

Djokovic, pese a no ser favorito, ha hecho un gran torneo y es merecedor de ganarlo. Sólo ha cedido cuatro sets en todo el campeonato contra Marcos Baghdatis, Bernard Tomic, Jo-Wilfried Tsonga y Nadal. Pruebas difíciles, especialmente la de Tsonga, que el serbio ha resuelto con absoluta maestría. La victoria en la final femenina de Petra Kvitova y la suya en la de hombres, confirma que en Wimbledon ha llegado el fin de una era y que se abre toda una nueva década que podría llevar el nombre de estos dos jugadores.

Comentarios recientes