La lengua de Nadal

El mallorquín no se calla

Siempre comedido y diplomático, últimamente estamos viendo a un Rafa Nadal que se desenvuelve mucho mejor que antes delante de los medios de comunicación. Sin la incomprensible verborrea "a lo Ozores" típica de la adolescencia, el tenista de Manacor está repartiendo opiniones para todos los gustos y generando polémicas a las que antes era totalmente ajeno.

Desde que ha empezado Wimbledon 2011, la prensa está encantada con los titulares que genera el nº 1 del mundo. Si el año pasado hablaba de los dulces típicos de Mallorca, este año se explaya con comentarios sobre el compañerismo (o la falta de él) en el circuito, las superficies y mucho más.

Por fin Nadal ha dejado de ser sólo una máquina de hacer tenis y se humaniza con palabras como las que os ofrecemos a continuación.

Hierba en Wimbledon

La hierba de Wimbledon

Algunos jugadores, como Roger Federer, Feliciano López o Andy Murray, retoman una vieja polémica sobre la hierba de Wimbledon; se quejan de que la superficie es más lenta que en el pasado, algo que ya denunciaba Tim Henman hace unos cuantos años.

Nadal contraataca diciendo que desde 2002 (cuando él empezó a participar en el campeonato) está igual, y eso de que la superficie es más lenta, "es una farsa". Tal y como le dijo a un periodista en rueda de prensa, se había informado, y se extendió en sus explicaciones sobre por qué prefiere el juego de tenis ahora al de los 90 porque aquel era menos vistoso: "Esto ya va a gusto particular. A mí, personalmente, ver jugar un Sampras-Ivanisevic aquí o este tipo de jugadores, pues... Yo, desde casa, apreciaba lo que estaban haciendo pero no disfrutaba, porque al final, no ves juego". "Todo el mundo prefiere el tenis actual, ya que los tenistas están ahora menos marcados por el tipo de superficie en la que juegan".

Retirada de la Davis

"Mi primer objetivo es estar sano y, el segundo, intentar estar lo más arriba posible en el ranking. Competir por España siempre es algo especial que no me deja de hacer ilusión pero la ITF [Federación Internacional de Tenis] está muy equivocada en la forma". "Necesito descansar, hacerme otra vez la revisión de las rodillas e intentar llegar bien preparado al Abierto de Estados Unidos, como el año pasado".

Con estas palabras, renunciaba Nadal a participar en la eliminatoria España-EE.UU. de la Copa Davis. La ITF también tuvo palabras para el tenista y se mostraban dispuestos a escuchar "si el señor Nadal tiene una propuesta clara".

Rafa Nadal ha disputado este año 55 partidos, más que ningún otro jugador (tiene más puntos que defender) pero también es cierto que se ha perdido seis de las últimas nueve convocatorias de Davis.

Vuelve con las superficies

En una entrevista para el ABC, Nadal, entre otros temas, aborda de nuevo el de las superficies. Esta vez el problema es otro: el cemento. "La pista dura es más perjudicial que la hierba o la tierra para el cuerpo, y cada vez jugamos más en estas superficies". "En mi humilde opinión, habría que cambiar esto un poco".

¿Humilde opinión? Con más de 100 semanas en el número uno, de humilde debería tener poco...

Toni Nadal

Un hueco en la historia

En la misma entrevista, y quizás con la misma falsa modestia, declaba Nadal que: "En ningún momento quiero parecer arrogante pero evidentemente a día de hoy mi carrera es mejor de lo que hubiera soñado y supongo que me he ganado un hueco en la historia del tenis. Aunque no me toca a mí decir a qué nivel".

Esto venía a cuento de la explicación que daba el nº1 del mundo sobre su fortaleza mental y de cómo había trabajado el aspecto psicológico con su tío, Toni Nadal, desde pequeño.

Dopaje

Por si no hubiera dejado claro que "habría que cambiar esto un poco", se muestra más contundente cuando se refiere a las autoridades de los organismos que rigen el tenis profesional y se manera de luchar contra el dopaje: "No puede ser que nos traten como delincuentes, no me parece correcto".

Esta afirmación es un claro ejemplo del estilo Nadal; primero suelta la bomba, "no puede ser que nos traten como delincuentes", y luego controla los nervios, antes de encenderse demasiado, con un "no me parece correcto".

La lesión en el pie

Con un 6-6 en el marcador en el primer set, Nadal pide que se pare el partido para que le atiendan el pie izquierdo. El dolor le hizo pensar incluso que tenía algo roto. Su rival, Juan Martín Del Potro habla con el juez de silla. En rueda de prensa, Nadal opina: "Me pareció desafortunado que él se quejara de que yo paré el partido. En ese momento me dieron ganas de llorar por el dolor".

El argentino se defiende diciendo que lo que él pedía era más tiempo para que atendieran a Nadal, a lo que éste responde: "Si yo hubiera perdido, le decía algo. Yo no soy dudoso a la hora de parar un partido y menos cuando estoy 6-6 y acabo de tener punto de set. No se puede parar el partido por calambres pero sí puedes hacerlo si tienes una lesión fresca. No es un tema de reglas sino un tema moral. Si ves que el rival está mal... Evidentemente cada uno...".

Hay que recordar que Juan Martín Del Potro también sabe soltar "lindezas" por su boca y que en el 2008, antes de la final de la Davis entre España y Argentina, el jugador de Tandil entonó las popular frase "A Nadal le vamos a sacar los calzones del orto". Así que, hoy por ti mañana por mí, lo dejaremos en tablas.

El ya famoso incidente del pie en imágenes, para que juzguen ustedes.

Comentarios recientes