Kvitova se lo empieza a creer

Repite en cuartos de Wimbledon

Petra Kvitova empieza a ser un nombre más que habitual en el mundo del tenis. Una jugadora que sorprendió al mundo el año pasado al plantarse en unas semifinales de Wimbledon tras ganar a Victoria Azarenka en tercera ronda, a Caroline Wozniacki por 6-2 6-0 en octavos y a Kaia Kanepi en cuartos, tras perder el primer set. A un paso de la final, llegó al tie break en la primera manga pero se tuvo que rendir en la segunda ante Serena Williams, que acabó ganando el campeonato.

Este año, las dos finalistas de la pasada edición -Williams y Vera Zvonareva- se han quedado fuera de los cuartos de final, por lo que el nombre de la checa para ocupar un puesto en la final, se oye cada vez más alto y más claro.

Tras su paso por Wimbledon, llegó a la tercera ronda del Abierto de EE.UU. y luego cuartos en Australia y octavos en Roland Garros. De los cuatro títulos que ha conseguido en su vida, tres son de esta temporada. Su posición en el ranking pasó del nº62 al actual nº8. La comparan con Martina Navratilova pero más que nada por la obviedad de su origen común, sin embargo sí se escucha a menudo el nombre de Lindsay Davenport, por los "cañonazos" que pueden salir de la raqueta de estas señoritas. Kvitova, a su metro con ochenta y tres centímetros, puede añadir una mayor rapidez de movimientos que la que tenía Davenport, lo cual la convierten en una jugadora bastante completa.

Un aspecto que le falta explotar es el mediático. No tiene página web (hay una en checo pero, además de ser visualmente muy fea, el idioma no ayuda), es casi imposible encontra fotos de ella que no sean sobre la pista e, incluso en su foto de la página de la WTA, no es que salga muy favorecida.

Petra Kvitova

Decimos "daba" porque suponemos que sus éxitos han llevado a la jugadora o a los responsables de la página -no lo sabemos- a cambiar la imagen. Ahora, al menos, parece que hace un pequeño esfuerzo por posar.

Petra Kvitova

Algo mejor, quizás, pero todavía muy lejos de lecciones de Photoshop como las de Caroline Wozniacki o Jelena Jankovic.

Wozniacki Jelena Jankovic

Hay otras jugadoras "del momento" que sí han sabido explotar su lado más comercial, el que les acaba convirtiendo en jóvenes multimillonarias como Maria Sharapova. Victoria Azarenka, por ejemplo, sí ha sabido sacarle partido a su estatura, sus ojos claros y su melena rubia que, igual que Kvitova, peina a lo Anna Kournikova.

Victoria Azarenka

Las armas de Petra Kvitova son su zurda, su saque y su revés a una mano. Este año ha conseguido 34 victorias por tan sólo 6 derrotas, y ha vencido a Andrea Petkovic en la final de Brisbane, a Kim Clijsters en la París y a Victoria Azarenka en Madrid. Antes de ir a Wimbledon perdió la final de Eastbourne con otra jugadora en estado de gracia: Marion Bartoli.

Petra Kvitova tiene muchas papeletas para convertirse en la próxima ganadora de Wimbledon (con permiso de Sharapova). Ahora sin las Williams, ni Zvonareva, ni Wozniacki... Sólo le falta enfrentarse a otra de las "Kvitovas" de este año, Tsvetana Pironkova (aunque en menor medida, ya fue revelación el año pasado), para volver a semifinales.

El año pasado ya advirtió de que viene para quedarse. Su semifinal contra Serena fue de un nivel mucho mejor que la propia final, y eso que, antes de Wimbledon 2010, nunca había ganado un partido sobre hierba.

Comentarios recientes