La presión de Alize Cornet

Nunca destaca ante su público

Alize Cornet en Roland Garros 2011/lainformacion.com/Getty Images
Alize Cornet en Roland Garros 2011/lainformacion.com/Getty Images

Una de las llamadas 'lolitas' del tenis francés, Alize Cornet, sigue sin encontrarse bien jugando ante su público y ha vuelto a perder en primera ronda de Roland Garros, esta vez ante la española Nuria Llagostera Vives por 6-0 y 6-2.

Cornet cometió demasiados errores y muchas dobles faltas, producto de los nervios de jugar ante su público y de la presión que las propias jugadoras se ponen. Lo cierto es que la tenista gala nunca ha obtenido buenos resultados en el Grand Slam que se celebra en su país, llegando lo más lejos a tercera ronda en 2008. En siete participaciones tiene el pobre bagaje de cinco victorias por siete derrotas.

Cornet está viviendo la presión del relevo generacional en el tenis francés. La gala, de 21 años, llegó a ser la número 11 del mundo en 2009, cuando solo tenía 19 años. Fue una subida meteórica, pero más fuerte fue su caída, ya que la presión que los medios franceses ejercieron sobre ella le pasó factura y ahora se encuentra alejada de las 50 primeras del mundo, exactamente la 78.

Cornet desplegaba un juego brillante, pero como se ha podido ver en París, el tenis que ahora lleva a cabo la 'lolita' francesa, está lleno de imprecisiones, con muchos errores y falta de concentración. Todo ello, delante de su público se traduce en nervios y malos partidos, que hacen que Cornet siga perdiendo confianza en lo que le gusta hacer.

Como ha ocurrido en España con Aranta y Conchita, la sombra de Pierce, Maruresmo o Tauziat es muy alargada para las tenistas galas del momento, que juegan sometidas a una fuerte presión, lo que les impide jugar a su máximo nivel y obtener buenos resultados.

Comentarios recientes