El número uno se pone en juego en Roma

Djokovic lo conseguirá si gana y Nadal no pasa de cuartos

Rafael Nadal
Rafael Nadal

Aún con la mirada puesta en la final de Madrid, los dos mejores jugadores del mundo, Rafa Nadal y Novak Djokovic, podrían volverse a ver en la final de Roma. Master 1.000 que comenzó el pasado fin de semana, cuando se disputaban partidos en la capital de España.

El aliciente en Roma será ver si Nadal es capaz de retener el número uno ante la hegemonía que ha marcado este año Djokovic. El español seguirá como número uno si consigue pasar a semifinales y el serbio no gana el torneo. Si Nole ganara y Rafa perdiera en cuartos o antes, el número uno cambiaría de manos e iría a para, por primera vez, al jugador balcánico.

Lo que todo el mundo espera es una nueva final entre ambos y ver si Nadal es capaz de ganarle y romper con su racha de victorias. De momento, Djokovic se ha impuesto en las tres finales disputadas por ambos en los Master 1.000 de esta temporada.

Para que eso se produzca deberán de afrontar un cuadro muy competitivo. El mallorquín debutará en segunda ronda ante el italiano Paolo Lorenzi o la gran sensación en Madrid, el brasileño Thomaz Bellucci. Además se podría cruzar con David Ferrer, Roger Federer o Jo-Wilfried Tsonga.

Por su parte, Djokovic empezará el asalto al número uno ante el polaco Lukasz Kubot. Para llegar a la final tendrá que batir a rivales de la talla de Stalisnas Wawrinka, Robin Soderling, Jurgen Melzer, Andy Murray o Fernando Verdasco.

Todo está listo para ver a los dos mejores del momento jugando el número uno. Si el serbio no lo lograra en Roma, en París tendría otra gran oportunidad.

Los favoritos:

Rafa Nadal: Pese a perder en Madrid ante Djokovic, es el mejor en tierra batida y en Roma querrá, además de defender el título, demostrar quien es el verdadero número uno y quien manda en la superficie. Sería un buen escenario para ganar al serbio de cara a Roland Garros.

Novak Djokovic: El serbio quiere el número uno, seguir invicto y un nuevo título. Puede que Soderling o Verdasco le planten un partido complicado en los cuartos de final. Habrá que ver si sigue manteniendo su buen nivel de juego y el cansancio no hace mella en él.

Roger Federer: Aunque parece mentira, ha pasado a un segundo plano, aunque siempre hay que contar con él en las grandes citas. Ahora que no tiene tanta presión en su tenis puede que sea un buen momento para ganar el torneo y tomar confianza de cara a Roland Garros.

Robin Soderling: Se enfrentará en segunda ronda en un duro encuentro a Verdasco y podría cruzarse con Djokovic en cuartos. El sueco es de esos tenistas a los que no le tiembla la mano por el rival que tiene frente a él. Ha hecho muy buenos resultados en la tierra de Roland Garros y acabó con la imbatibilidad de Nadal en tierra, ¿por qué no acabar con la del serbio?.

A tener en cuenta:

David Ferrer: Está haciendo una gran temporada. En tierra lleva dos finales y unos cuartos, además en Madrid logró arrebatar un set a Djokovic. Un buen torneo en Roma le daría mucha confianza para Roland Garros. Se podría enfrentar a Nadal en los cuartos de final.

Thomaz Bellucci: Ha sido la auténtica sensación en Madrir, llegando a semifinales y poniendo contra las cuerdas a Djokovic. Necesita más continuidad en su juego, pero si está con confianza sus derechas son letales.

Andy Murray: Volvió a decepcionar en Madrid, dejando claro que no se siente cómodo en la tierra batida. Llega a Roma con muchas esperanzas de hacerlo bien, pero está por debajo del nivel de otras temporadas.

Jurgen Melzer: Ofrece una de cal y otra de arena. En Roma le tocaría hacerlo bien y su parte del cuadro es asequible para llegar a cuartos o semifinales. El año pasado hizo su mejor actuación en un Grand Slam en Roland Garros y necesita defenderla con buenos partidos en tierra.

Juan Mónaco: El argentino recuperó sensaciones en Madrid y si juega a buen nivel, puede vengarse de la derrota ante Berdych e ir aprovechando el sorteo. No es un jugador que esté para ganar en Roma pero sí para llegar a los cuartos.

Potito Starace: El italiano juega en casa y está lleno de moral. Es un buen jugador que necesita un par de victorias importantes para coger confianza. Quizás en Roma consiga despuntar y creerse que puede estar al nivel de los mejores.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes