Djokovic también puede con Nadal en tierra

Ganó en Madrid su tercer Master 1.000 de la temporada al español

Novak Djokovic y Rafael Nadal posan con sus trofeos
Novak Djokovic y Rafael Nadal posan con sus trofeos

Pasara lo que pasara en la final, una buena racha de victorias se iba a romper, las 31 consecutivas de Djokovic y su imbatibilidad en la temporada o las 37 encadenadas de Nadal en los torneos de tierra batida.

Finalmente, el serbio se salió con la suya y se impuso en la final del Mutua Madrid Open por 7-5 y 6-4, infringiendo a Nadal una derrota en tierra, que no recibía desde las semifinales de Roland Garros de 2009 ante el sueco Robin Soderling.

Además, Djokovic lograba ganar por primera vez al español en tierra batida, le batía en su tercera final consecutiva de Master 1.000 esta temporada, demostraba que es virtualmente el número uno, ampliaba a 32 el número de victorias consecutivas en la temporada y conseguía su quinto título del año, tras Australia, Indian Wells, Miami y Belgrado.

El partido, con una Caja Mágica llena y volcada con el mallorquín, comenzó bien para Nadal, ya que gozó de dos bolas de break en el primer juego, para romper de inicio como en todos los partidos que había disputado hasta llegar a la final. Djokovic superó el reto y ello le dio moral para romper dos veces seguidas en saque del número uno mundial y ponerse con 4-0.

La ventaja del número dos y mejor jugador del año parecía insalvable para Nadal, pero el mallorquín empezó a engrasar su juego y se anotó cinco juegos por uno de Djokovic, empatando a cinco juegos, después de salvar tres bolas de set con su servicio en el 4-5.

Cuando todo el mundo esperaba el tie break, el serbio se puso con 6-5 y 0-40, ventaja que no desaprovechó para anotarse el primer set de la final.

El número uno del mundo salió con nuevos aires en el segundo set consiguiendo un globo por debajo de las piernas increíble y rompiendo de inicio al serbio. Nadal no pudo consolidar el break y Djokovic rompió de inmediato devolviendo la igualdad al marcador. A Nadal le costaba mucho ganar su servicio, mientras que el serbio lo ganaba con mucha facilidad, además restaba a la perfección, lo que le otorgó 12 bolas de break en todo el encuentro.

Cada uno de los jugadores mantuvo su servicio hasta el 5-4. En ese momento, Djokovic dispuso de 0-40 para cerrar el partido y llevarse el título. A la segunda oportunidad lo consiguió gracias a un revés cortado paralelo de Nadal que se fue al pasillo.

Djokovic sellaba una gran victoria, siendo muy sólido desde el fondo de la pista, muy seguro con su servicio y jugando unos reveses cruzados increíbles, que desarbolaron el juego de Nadal, que sufrió mucho con su servicio.

El manacorense encaja su séptima derrota en tierra batida desde 2005 y parece ser víctima de la maldición de los campeones en Madrid. Ninguno de los que ha conseguido la victoria logró repetir al año siguiente.

“Cuando alguien es mejor que tú, no puedes hacer otra cosa que felicitarle y mirar de hacerlo mejor en el siguiente torneo. Ver lo que te falta, lo que estás haciendo bien y seguir con la actitud correcta y fuerza mental”, reflexionó el mallorquín, que se mantiene al frente de la clasificación mundial con 1.805 puntos de ventaja sobre el serbio.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter