Azarenka sigue creciendo, literalmente

Puede llegar a los 185 cm.

Victoria Azarenka es una de las grandes atracciones del circuito femenino actualmente. La jugadora bielorrusa es la nº5 del mundo, la mejor posición de su carrera.

Azarenka se encuentra en un gran momento de forma. Encarrila ya una racha de 15 partidos con una sola derrota, que le ha llevado a conseguir ganar los dos últimos torneos que ha disputado.

En Miami derrotó a tenistas del calibre de Cibulkova, Clijsters, Zvonareva o Sharapova para imponerse. En Marbella se paseó, consiguiendo la victoria sin siquiera ceder un set.

La tenista en la actualidad tiene 21 años, cumplirá en julio los 22, y esta misma semana ha hecho unas declaraciones a Eurosport cuando menos, curiosas. Azarenka ha comentado que, a pesar de que se estima que las chicas dejan de crecer a la edad de 20 años, ella sigue haciéndolo.

El año anterior ya se dio cuenta de este hecho, y la estimación que hizo es que aún podría llegar a crecer hasta 5 centímetros más. Azarenka mide 1.80 metros, y si realmente llegase a aumentar su estatura 5 cm. más, pasaría a ser una de las tenistas más altas del circuito.

La jugadora más alta en activo es la checa Eva Hrdinova con 191 cm. Se la considera la Ivo Karlovic de la WTA ya que es la jugadora con más estatura.

hrdinova

A continuación le sigue Akgul Amanmuradova con sus 190 cm. La de uzbekistan en algunas fotografías incluso parece un hombre pues en ocasiones usa pantalones, gorra y gafas de sol, lo que unico a su talla, confunde a los aficionados.

Amanmuradova

Las siguientes en la lista de las tenistas más altas son, por orden, Elena Bovina (189 cm.), Jocelyn Rae (188), Maria Sharapova (188), Naomi Broady (188 cm), Ana Ivanovic (186) y Venus Williams (185). Azarenka, con sus hipotéticos 185 cm. se situaría empatada con la mayor de las Williams.

La altura en el mundo del tenis es un añadido que puede ser muy importante para mejorar en algunos golpes, el servicio principalmente. Al ejecutar el saque desde mayor altura es más fácil superar la red y ajustar la dirección del golpe con mayor precisión.

La contra partida que tienen las jugadoras altas es que, al igual que ocurre con los chicos, si son muy altas pierden movilidad. De hecho, tanto en el circuito ATP como en el de WTA los tenistas más altos nunca son los mejores, ya que aunque saquen muy bien, sus debilidades son mayores que sus virtudes.

Comentarios recientes