Más problemas para Clijsters

Ahora es el tobillo

Kim Clijsters
Kim Clijsters

Kim Clijsters comenzó el año 2011 en un gran estado de forma. Llegó a la final del torneo de Sydney y venció en el que una tenista se gana el prestigio, el Open de Australia. A continuación victorias en la Fed Cup defendiendo a su país, y otras nueva final, en esta ocasión en París.

Pero llegaron los Masters americanos de pista dura y la jugadora belga empezó a notar molestias y dolores en su hombro y muñeca del brazo derecho. A consecuencia de ello no pudo completar buenas actuaciones, perdiendo en 3ª ronda en Indian Wells y en cuartos de final en Miami, papel muy discreto para una aspirante a ganr todo siempre.

Tras reunirse con su cuerpo médico, acordaron que lo mejor era parar un poco la actividad de la tenista para que se pudiera recuperar completamente, y evitar así que esos dolores se convirtieran en crónicos.

Se decidió que Clijsters estuviera fuera de competición entre 4 y 6 semanas, con lo que se perdería el Masters de Madrid, la eliminatoria de Fed Cup y el torneo de Charleston al que estaba apuntada. La idea era volver para Roma, el 9 de mayo, y poder prepararse así para Roland Garros, su gran objetivo.

Durante las primeras de esas semanas la tenista no podría coger una raqueta, pero durante todo el periodo de inactividad recibiría un completo tratamiento de fisioterapia que debía ayudarla a sanar y fortalecer sus articulaciones más dañadas.

Todo marchaba bien hasta este pasado fin de semana, en el que todos los planes de Kim se han echado por tierra. En la boda de su primo Tim se ha lastimado el tobillo y actualmente se le ha inmovilizado por completo.

La lesión que se ha producido dista mucho de ser una simple torcedura, ya que tras ser examinado, el tobillo tiene los ligamentos medios y laterales dañados. También tiene tocada la vaina sinovial y un gran hematoma.

Los nuevos plazos para la reaparición se han establecido en otras 4-6 semanas desde la fecha en que se produjo la lesión en el tobillo. Roma, por supuesto, ya está descartado, y la incógnita es si llegaría para Roland Garros.

El torneo parisino comienza el 22 de mayo, por lo que los plazos parece que van a andar un poco justos. Todo dependerá de la velocidad con la que se vaya curando el maltrecho tobillo, y que se cumplan los plazos para hombro y muñeca.

En cualquier caso, y aunque estuviera recuperada para comenzar a jugar en Roland Garros, la belga no llegaría en buenas condiciones al torneo. El no haber jugado en competición oficial desde marzo y el no haber tocado la tierra batida hasta, justamente, el Grand Slam, no son las mejores circunstancias para disputar un torneo tan exigente.

kim clijsters

LA APUESTA del día

Comentarios recientes