¡Vuelve Óscar Hernández!

Por fin se recuperó de la operación de hernia

Óscar Hernández
Óscar Hernández

Hoy domingo 10 de abril de 2011 es el cumpleaños de un tenista español. No es Rafa Nadal, ni David Ferrer, ni Fernando Verdasco. Tampoco es Robredo, ni el murciano Almagro ni Feliciano López. Es el día de un tenista barcelonés que cumple 33 años, una edad bastante avanzada para un jugador de tenis.

Desde Puntodebreak queremos felicitar a Óscar Hernández y desearle lo mejor para el futuro. Un futuro en el que, después de mucho tiempo, vuelve estar el tenis de competición.

El último partido oficial que disputó Óscar fue hace más de 6 meses, el 30 de septiembre de 2010 en el torneo challenger de Nápoles. Allí, tras haber ganado en primera ronda a Daniel Muñoz de la Nava, perdía en su segundo partido ante el italiano Potito Starace.

hernández

Una hernia discal le había tenido jugando con molestias constantes en la espalda, por lo que tomó la decisión de operarse. Los médicos le aseguraron que en un periodo de 3 meses estaría jugando de nuevo al tenis, pero la operación del día 24 de noviembre no salió como debía.

Una complicación en el post operatorio, con una pérdida de líquido cefalorraquídeo, lo tuvo encamado más tiempo del que estaba previsto inicialmente. Pasó las navidades en el hospital y los médicos no estaban seguros de si podría volver a jugar al tenis. A su edad el cuerpo no se recupera igual que el de un joven.

Pero se hizo el milagro y Óscar se recuperó. En febrero volvió a coger una raqueta y empezó a entrenar con calma, sin prisa pero sin pausa. Dentro de 3 semanas tendrá la última revisión con los médicos, y si toda va como debería, le darían el alta médica para que pudiera volver a la competición oficial.

Óscar Hernández tiene mucha confianza en que el sufrimiento ha terminado y no tiene dudas de que los médicos le darán el alta. Tal es así, que ha pedido una wild card a la organización del Masters de Madrid para jugar allí la previa a finales de abril.

Su idea a partir de ahí es jugar algunos challengers y las previas de torneos ATP que le permitan su ranking protegido. Él ahora mismo es el 253 del mundo aunque con el ranking protegido es como si fuera el 220. Otra de sus metas es poder jugar en Roland Garros, su torneo preferido.

Óscar Hernández es un ejemplo para todos aquellos tenistas currantes que no han tenido facilidades para desarrollar su profesión. Él, al no contar con recursos económicos suficientes, dejó el tenis para trabajar como camarero, y cuando reunió dinero suficiente para volver a empezar, lo hizo.

En 2007 le llegaba su mejor año. Ganaba su primer y único torneo ATP en Viña del Mar como doblista junto a Paul Capdeville. Tras conseguir ganar varios challengers ese año, accedió a su mejor posición en el ranking, formando parte de los 50 jugadores del mundo (nº47).

Óscar ha comentado que está muy ilusionado con volver a jugar. No sentía esas sensaciones desde que era un chaval, y aunque el peso de los 33 años y una larga inactividad es importante, a buen seguro que las ganas del tenista suplirán con creces esas mermas. La mejor de las suertes para Óscar.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes