Quién te ha visto y quién te ve

Sobre Djokovic, Nadal y los tie breaks

Djokovic vs Nadal Sony Ericsson Open 2011
Djokovic vs Nadal Sony Ericsson Open 2011

Cuando se llegó a la muerte súbita del último set de la final del Abierto del Sony Ericsson de Miami que enfrentó a Rafa Nadal y a Novak Djokovic, muchos pensamos: "Esto no se le escapa a Rafa". La superioridad del serbio era evidente pero las estadísticas y la memoria nos recuerdan que los tie breaks que han enfrentado a estos dos jugadores se los ha llevado el manacorí. En los 24 encuentros que habían jugado con anterioridad, se había alcanzado el desempate en cinco ocasiones, de las que Djokovic sólo había ganado una.

En la final de Miami se repetía la pesadilla del tie-break, la misma que llevó en dos ocasiones a la desesperación al serbio en las semifinales del Abierto de Madrid del 2009. En aquel choque el jugador balcánico ganó el primer set, desperdició tres bolas de partido y acabó perdiendo los dos tie breaks de los últimos dos sets. Un duro golpe que pareció surgir efecto en el jugador de Belgrado, ya que cuando se vió de nuevo en la misma situación en la Copa de Maestros del mismo año, no la dejó escapar y consiguió ganar su único tie-break contra Nadal hasta ayer.

Si hay algo en lo que ha mejorado el balcánico es en su cabeza. En la final de Miami logró mantener la compostura pese a unos nervios que se plasmaron en su pobre porcentaje de primeros saques en el tercer set. Djokovic y Nadal parecieron intercambiar papeles por completo en el momento en que Rafa cometió una doble falta en un momento decisivo (eso sí, después de pegarse la gran paliza en el punto anterior para acabar perdiéndolo). El serbio se olvidó de los aspavientos y las quejas, fue paciente y se presentó definitivamente como un hombre nuevo. Un ejemplo clásico del viejo Djokovic se puede ver en otro tie break, el que jugó contra un soberbio Robin Söderling precisamente en el mismo ATP Masters donde ganó a Nadal; un gran juego, pero al final acaba perdiendo el tie break y tras él el partido.

Novak Djokovic sigue aún muy por debajo en el balance de victorias contra Rafael Nadal, 16 para el mallorquín por sólo 9 del serbio (pero hay que recordar que no consiguió su primera victoria hasta el quinto encuentro). Sin embargo, el propio Nadal reconocía en rueda de prensa tras la final del Sony Ericsson Open que Nole llegará a ser número uno, puede que en un par de meses, dependiendo de la temporada que él mismo haga en tierra batida. Por el momento el actual número dos se queda a 3.170 puntos del número uno en la clasificación de la ATP, supera a Federer por más de mil puntos, sigue imparable con 24 victorias consecutivas desde el inicio de año y es el primer jugador en ganar el Australian Open, Indian Wells y el Másters de Miami desde que en 2006 lo consiguiese Roger Federer.

Hay victorias muy significativas en la vida profesional de un tenista; si la victoria en semifinales del US Open del serbio contra Federer supuso el fin de una de sus bestias negras, el tie break ganado en Miami parece sellar el principio de una nueva era de rivalidad: Djokovic vs. Nadal. Esperemos ver muchas finales como la de Cayo Vizcaíno y que la "guerra" entre estos jóvenes jugadores sea una versión renovada del Nadal vs. Federer, Agassi vs. Sampras o incluso el McEnroe vs. Connors. Lo que sí que está claro es que este nuevo Novak Djokovic ha dejado de ser, por fin, el eterno pretendiente y el jugador a que todos describían siempre con la palabra "inconstante".

Comentarios recientes