¿Hay más tenistas en España o solo juega Nadal?

Los medios apenas hablan de los demás

Tenistas españoles
Tenistas españoles

Hemos llegado a los cuartos de final del Sony Ericsson Open y entre los 8 tenistas que han llegado a esta ronda, hay 5 de los 7 mejores del mundo. Solo han fallado el sueco Robin Soderling y el escocés Andy Murray.

Al ver las noticias de televisión en las cadenas que se dignaron a comentar algo del torneo, se destacó el gran momento de forma de Rafa Nadal y la posibilidad que tiene de ganar el Masters de Miami. Se habló de la final que perdió con Djokovic en Indian Wells, se comentó la lesión que sufrió en el Open de Australia e incluso se bromeó con algunos de los anuncios publicitarios en los que participa.

También se habló del gran momento de Djokovic, que es el jugador más en forma del momento, y de la grandeza de Roger Federer. Lo cuál está muy bien, pero, ¿y qué pasa con David Ferrer?

Entre esos 5 de los 7 mejores del mundo que están en cuartos de final y que comentaba en el primer párrafo, está David Ferrer, que es nada más y nada menos que el 6º mejor tenista mundial en la actualidad según el ranking ATP.

Y no solo eso, este David Ferrer, tan desconocido para los medios españoles, es el jugador que eliminó a Nadal en el Open de Australia este mismo año 2.011 y representó a España en las semifinales de ese torneo. Nadal no estaba bien físicamente en aquél partido, de acuerdo, pero los hechos son los que son, y el tenista que llevó la bandera española por todo el mundo fue Ferrer.ferrer

Y aún más, mientras que Rafa Nadal no ha ganado ningún torneo en 2.011 y solo ha jugado una final, la de Indian Wells, David Ferrer ha ganado el torneo de Auckland y el de Acapulco.

No estamos hablando de un joven tenista español, desconocido para el gran público, que ha accedido por casualidad a los cuartos de final de Miami. No trata este artículo de tenistas como Fernando Verdasco o Feliciano López, de los cuáles en televisión se habla más de ellos por temas extradeportivos que de tenis.

Tenemos en David Ferrer a un tenista ganador, muy trabajador, luchador, sólido, consistente, regular, que lleva consiguiendo éxitos para España desde hace más de 5 años, y que, visto lo visto, no merece siquiera 20 segundos en los medios informativos de este país.

Todo el mundo sabe que Nadal es el mejor jugador español de la historia, eso no admite dudas. Y es lógico que las televisiones hablen de él. Pero, ¿es obligatorio que eso suponga la exclusión para otros jugadores españoles?

Recordemos que uno de los grandes éxitos recientes del tenis español fue la conquista del título de la Copa Davis en 2008 ante Argentina. En aquella final, jugada en territorio hostil, los jugadores que ganaron el título fueron Ferrer, Verdasco y Feliciano López. Nadal no participó.

No es la primera, ni será la última ocasión en que se ningunea a tenistas españoles que no se apelliden Nadal. Con David Ferrer es el caso más habitual, porque ver partidos del de Jávea en televisión se antoja complicado, incluso si son partidos interesantes. Es corriente que, por ejemplo, Teledeporte, en lugar de retransmitir el partido de Ferrer de un torneo importante, como hacen con el de Nadal, ponga imágenes de una competición de patinaje artístico en diferido. Que no digo yo que el patinaje no tenga sus seguidores, pero no es justo para Ferrer. Ni para los aficionados al tenis.

Se comenta que la afición a este deporte ha crecido en España desde que Nadal empezó a conseguir éxitos, y seguramente sea verdad. Pero yo me pregunto ¿no crecería aún más si hubiera, como efectivamente hay, otros jugadores exitosos en este país?

El día que Rafa Nadal no rinda como hasta ahora, o llegue el momento de la retirada, ¿qué ocurrirá con el tenis en España? Nada bueno. Si se alabara por igual a todos los tenistas españoles que se lo merecieran, sería mucho más gratificante, pues si Nadal no gana, puede que haya otro que lo haga.

Con la euforia por el deporte español actual, culminada con la Copa del Mundo ganada por nuestros futbolistas, no debería descuidarse a los aficionados. Cuando alguien se acostumbra a ganar, es complicado digerir derrotas. Si en tenis hay varios jugadores que pueden aportar victorias al deporte español, los medios deberían dedicar algo de tiempo a comentarlo. Sería solo cuestión de repartir mejor el tiempo dedicado al tenis, y en lugar de hablar el 100 % de Nadal, solo hablar un 80%, nadie se molestaría.

Comentarios recientes