La presión psicológica del h2h

Troicki la sufre ante Djokovic

Viktor Trocki
Viktor Trocki

En la pasada madrugada se disputaron los partidos de octavos de final de Indian Wells y repasando los marcadores llama poderosamente la atención el del duelo serbio Novak Djokovic, quien derrotó a su compatriota Troicki por un marcador apabullante, 6-0 6-1.

Por muy bueno que sea Djokovic, que lo es, este marcador es excesivo se mire por donde se mire. No podemos obviar que Troicki es el 18 del mundo y está en el mejor momento de su carrera. Además, en anteriores partidos había conseguido llevar al límite a Nole, como en el US Open 2010 donde tuvo ventaja de 2 sets a 1, aunque acabó perdiendo.

Para encontrar una explicación coherente lo más lógico es acudir al h2h (head-to-head) de estos jugadores, y comprobar como ha llegado a un punto en el que Troicki salta a la pista derrotado cuando se enfrenta a Djokovic. El h2h marca 7 victorias a 1 para él, habiéndose producido esa derrota en el primer partido que disputaron, allá por 2007 en el torneo de Umag. Además, ese partido estuvo rodeado de polémica por el poco esfuerzo desarrollado por Djokovic en la pista, aunque él posteriormente comentó que se había resentido de unas molestias físicas.

Más allá de las 7 derrotas consecutivas de Troicki, hay que mirar cómo se produjeron. Dejando de lado el partido comentado en el US Open, en los otros 6 solo pudo hacerle un set a Djokovic. Pero seguramente el que más le haya marcado fue el que perdió en 5 sets en Nueva York, pues ese tipo de derrotas, en un Grand Slam, con su mejor tenis y con ventaja, se clavan a fuego en el alma de un tenista.

Nunca antes había sufrido Troicki una derrota tan humillante como la de Indian Wells ante Djokovic. Y en toda su carrera, solo Murray en Miami 2009 le endosó un marcador similar.

La mala suerte ha hecho que Troicki se cruce con Nole una y otra vez en los torneos. Desde agosto de 2010 se han enfrentado en 5 ocasiones ya, y por más buen juego que pueda desplegar Viktor, ha llegado al punto, como de vio ayer, que sale a la pista derrotado. Aunque él intente jugar bien, internamente sabe que es casi imposible, y se bloquea, se viene abajo con facilidad, su cabeza está más pendiente de los partidos anteriores que en el que está jugando. Y eso se traduce en un 6-0 6-1.

Estos dos jugadores son compañeros en la Copa Davis y en ocasiones, como en esta edición de Indian Wells, forman pareja de dobles. Es muy corriente verlos entrenar juntos, pero no parece que Troicki haya terminado de descubrir la forma de vencer a Djokovic.

Tenísticamente hablando, Viktor tiene calidad para, en un torneo menor en el que Djoko no juegue a tope, derrotarle. Pero antes tiene que dejar atrás esos fantasmas, no volver a recordar el partido del US Open, y no creerse inferior a él, porque de lo contrario, la próxima vez le puede caer un 6-0 6-0.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes