Gasquet da la cara por Francia

Es el único que sigue adelante en Indian Wells

Richard Gasquet
Richard Gasquet

El tenis francés no vive un buen momento, a pesar de tener 11 jugadores en el top 100 del ranking ATP. Gael Monfils se encuentra lesionado y dedica más tiempo a pensar en el poker y temas extradeportivos que en el mundo del tenis. Tsonga anda perdido en su tremenda irregularidad. Tras su abrumadora irrupción en el circuito, Jo-Wilfried ha sido incapaz de evolucionar y pulir los aspectos más flojos de su juego, y a día de hoy ni siquiera su carácter ganador le salva de perder.

Por debajo de ellos en la clasificación está Michael Llodra, jugador apático que suele rendir especialmente en los torneos que se celebran en su país, pero que acostumbra a desaparecer durante largas temporadas a lo largo del año.

Gilles Simon era la esperanza, pero tras su lesión no ha vuelto a ser el mismo. Algo parecido a lo que le ocurre a Tsonga, no ha sido capaz de ser mejor jugador de tenis, y sus virtudes no se muestran tan decisivas en estos momentos. Su espíritu guerrero ya no le permite ganar partidos que antes sí sacaba adelante sufriendo.

Tenistas jóvenes como Mannarino o Chardy prometen, pero alternan buenas actuaciones con otras lamentables, por lo que no se sabe a ciencia cierta qué se puede esperar de ellos. Calidad tienen para ganar títulos menores, pero no se les ve con determinación como para competir a tope durante uno semana (y no digamos dos), salvo pequeñas excepciones.

Luego están los veteranos Serra, Benneteau, Mathieu y Mahut. A lo largo de sus carreras consiguieron algún pequeño triunfo, pero nunca fueron, ni serán ya a estas alturas, jugadores a tener muy en cuenta para luchar por títulos.

Y solamente entre esta pesimista nube negra surge la figura de Richard Gasquet para llenar de esperanza los corazones franceses. Su paso firme en Indian Wells junto con el buen papel que tuvo en Dubai, hacen que vuelva a pensarse en Gasquet como ese jugador de revés maravilloso capaz de mostrar un tenis excepcional cuando está concentrado.

Su exhibición ante el austriaco Melzer, al que derrotó por 6-1 6-3, ha sido uno de los mejores partidos recientes que se le recuerdan. Se habla de que Gasquet está entrenando muy bien a las órdenes de Riccardo Piatti, y puede que el italiano fuese lo que necesitaba Richard para centrarse.

En la siguiente ronda le toca enfrentarse a Andy Roddick, un jugador temible cuando juega en Estados Unidos, pero que en Indian Wells no se encuentra tan cómodo por la lentitud de la pista. Si Gasquet consigue derrotarle, puede adquirir ese plus de confianza que necesita para rendir al máximo nivel y poder aspirar a altas cotas. Tenis no le falta, mentalidad sí, en sus manos está poder competir por torneos importantes y derrotar a Federer, Djokovic o Murray, como ya ha hecho en el pasado, porque ese es el nivel al que puede llegar, sin duda alguna, Gasquet.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes