Gran Willy, una genialidad de espaldas

La acrobacia 'made in' Vilas

Un jugador de tenis se convierte en un mito por muchos factores. Su juego, sus títulos y la huella que dejan en el público son esenciales para que la historia les recuerde como grandes. Guillermo Vilas es uno de esos 'cracks' bendecidos por la magia de la raqueta, pero que también pasará a la historia por el Gran Willy, un golpe fabricado de la nada por el argentino y que hace levantarse a estadios enteros rendidos a quien puede completarlo con un punto.

El Gran Willy es básicamente un golpe de tenis ejecutado por el jugador de espaldas, pasando la raqueta por debajo de las piernas y habitualmente lejos de la red. Vilas se sacó de la manga esta genialidad en 1974 en un partido de exhibición contra el francés Wanaro N'Godrella, celebrado en el Club Obras Sanitarias de Buenos Aires (Argentina). Sin embargo, no se atrevió a hacerlo en un partido oficial hasta un año después. Fue en el Torneo de Indianápolis. En frente estaba Manuel Orantes.

Guillermo Vilas

Es fundamentalmente el último recurso ante un globo o un pase al fondo de la pista. Último recurso, porque su ejecución es casi a la desesperada. Está catalogado por ello como un golpe defensivo, pero su perfecta realización está reservada sólo a los genios.

Vilas dijo años más tarde que se inspiró en un golpe del Polo, deporte bastante popular en Argentina y que generalmente compartía clubes con el tenis. Se fijó en Juan Carlos Harriot, considerado como el mejor jugador de polo de toda la historia. El ganador de cuatro torneos del Grand Slam copió, en la medida de la posible, cómo Harriot hacía un golpe de taco hacia atrás entre las patas del caballo en un anuncio de whisky. La ejecución fue casi una osadía.

Roger Federer

Quizá por quién lo creó, los tenistas argentinos son los más recordados en su ejecución. Gabriela Sabatini se convirtió en toda una experta, igual que Guillermo Cañas o Juan Martín Del Potro. Sin embargo, el que lo ha llevado a la perfección ha sido Roger Federer.

Del suizo son dos de los Gran Willy más recordados de la historia. Ambos los anotó en el US Open. El primero, frente a Novak Djokovic en semifinales del torneo en 2009. Un año más tarde, el segundo: una verdadera obra de arte realizada ante Brian Dabul.

Vilas sabe que su golpe ha pasado a la historia, junto con su juego todoterreno y su larga melena. Él mismo se divierte en alguna de sus exhibiciones explicando cómo se hace un Gran Willy. No tiene desperdicio verle.

Comentarios recientes