Sed de venganza en Dubai

Federer y Djokovic se enfrentan en la final

El número 2 y el número 3 del ranking ATP se miden en la final del Dubai Duty Free Tennis Championships por tercera vez en la historia de un torneo que tiene casi 20 años.

Roger Federer, del que nunca se puede decir que esté acabado, y el serbio Novak Djokovic protagonizarán una final que, con permiso de Nadal, enfrentará a los mejores tenistas en activo del mundo.

El Duty Free Tennis Championships de Dubai reeditará el duelo casi enconado Djokovic y Federerentre el suizo y el serbio. Ambos, con una historia de vendettas y rencores de sus anteriores enfrentamientos parecen ser los únicos capaces, toda vez que Rafa Nadal (actual número 1 de la ATP) ha decidido acortar su temporada, de codiciar con opciones el primer puesto de la lista de entradas.

La final, que además de repartir 500 puntos ATP otorgará al ganador casi 400.000 dólares, servirá de nuevo plato de ejecución para sus personales revanchas deportivas.

Un mítico entrenador de la NBA, Rudy Tomjanovic, dijo una vez: "Nunca subestimes el corazón de un campeón", y Roger Federer es todo un campeón, y un caballero, así que desde luego está esperando ocasiones como la final de Dubai para tomarse su cumplida venganza con Djokovic. No en vano, el serbio lo ha dejado fuera de la final en los dos últimos Grand Slam, el US Open 2010, y el Open de Australia 2011. De nada vale pensar que el suizo domina en enfrentamientos directos ante Djokovic por 13-7. Ahora no valen las estadísticas, es la hora de los valientes, y Federer sabe que, además de los puntos, la venganza y el dinero, ganar ante Djokovic es un puñetazo encima de la mesa para demostrar que él y sólo él puede disputarle al español Rafa Nafal el título de mejor tenista del año.



Por su parte, Novak Djokovic, mucho más expresivo en sus manifestaciones, no valora si hay venganzas deportivas de por medio o no. Lo único que el serbio tiene entre las cejas es mejorar una posición en la lista de entradas. Los 500 puntos ATP que le daría el triunfo le servirían para adelantar a Federer y ponerse justo detrás de Nadal en el ranking oficial. "Nos conocemos muy bien, hemos jugado muchas veces el uno contra el otro en los últimos meses, siempre en semifinales o final. Siempre en un gran escenario. Seguro que será muy duro, pero si quieres ser el mejor, tienes que ser capaz de ganar ante el mejor", comenta Djokovic sobre la final, añadiendo que "se me da bien jugar con calor y de noche, me siento cómodo en esos ambientes".

La final, desde luego, no puede ser más atractiva. Las casas de apuestas de todo el mundo han hecho monográficos sobre ellos y, de media, la diferencia entre apostar a favor de uno y otro es menos de 20 céntimos en favor de Federer.

Con ese escenario, lo que parece más que seguro es que de cara a los dos Master1000 a disputar en las próximas semanas en Estados Unidos, tanto Federer como Djokovic están en disposición de pelearle a Rafa Nadal el número 1, sobre todo porque ahora, aunque aún tiene 4000 puntos de ventaja, el mallorquín ha acortado su temporada, y el suizo y el serbio saben que de sus enfrentamientos pueden salir tremendamente reforzados en la lista de entradas.

Comentarios recientes