Resultados WTA de Auckland: Greta Arn lo hizo

Cuando los resultados nos asombran, quiere decir que el torneo tuvo un gusto especial. Chavales o veteranos, ellos siempre tienen un apoyo extra del público. Y cuando rinden, como en el caso de la húngara Greta Arn, el público se identifica. Es por ello que la mayoría habrá gozado con la seguidilla de triunfos de esta veterana de 31 años, que se dio el lujo de entrar con wild-card, despachar a la rusa Maria Sharapova y vencer en la final a la campeona defensora, Janina Wickmayer, por doble 6-2. Auckland vibra de emoción en la antesala del primer 'major' del año.

WTA de Auckland: Greta Arn

Cuando los resultados nos asombran, quiere decir que el torneo tuvo un gusto especial. Chavales o veteranos, ellos siempre tienen un apoyo extra del público. Y cuando rinden, como en el caso de la húngara Greta Arn, el público se identifica. Es por ello que la mayoría habrá gozado con la seguidilla de triunfos de esta veterana de 31 años, que se dio el lujo de entrar con wild-card, despachar a la rusa Maria Sharapova y vencer en la final a la campeona defensora, Janina Wickmayer, por doble 6-2. Auckland vibra de emoción en la antesala del primer 'major' del año.

Greta Arn WTA de Auckland

Nunca pasó de segunda ronda en un Grand Slam, su mejor ubicación en la clasificación femenina fue 81 (julio de 2002) y sólo ha conseguido ganar un torneo WTA en toda su carrera. Balance positivo o no tanto; valórelo como quiera. El hecho es que, cuando ya nadie apostaba un céntimo por ella, Greta Arn sacó energías de un lugar desconocido y, tras dejar en el camino a cuatro preclasificadas, se consagró campeona en Nueva Zelanda, muy cerca de Melbourne, donde a partir del 17 de enero se disputará el Abierto de Australia.

Greta Arn WTA de Auckland

"Estoy tan feliz que no sé qué decir. Mi sueño se hizo realidad...Para ganar no pensé en mi rival ni en qué posición del ranking estaba. Solo jugué una bola tras otra", fueron las declaraciones post-partido de la húngara que hizo historia a los 31 años. Y agregó, como para que no queden dudas de lo sorpresivo que fue ganar el WTA de Auckland: "No estaba preparada para esto".

No sólo que no se imaginaba como campeona; tras ganarle a la mítica Sharapova en cuartos de final ya sintió que había hecho todo: "mi sueño se convirtió en realidad", tiró. Después, la epopeya que le permitió renovar el título de Estoril conseguido en 2007. ¡Salud, Greta!

LA APUESTA del día

Comentarios recientes