Rebecca Marino: La esperanza canadiense

Rebecca Marino alimenta la esperanza canadiense y comienza a escribir su nombre en la primeras planas del circuito WTA. Con paciencia y una buena pluma, la joven tenista empieza a sacarse el traje de promesa para vestirse de realidad. Y el capítulo que puede lanzarla a la fama lo protagonizó en Québec, donde eliminó en la segunda ronda a Marion Bartoli, número 14 del mundo y preclasificada número uno de dicho torneo. Marino, así, logra llenar líneas y líneas de periódicos deportivos.

Rebecca Marino tiene 19 años, nació en Toronto, pero vive en Vancouver, sitio alojado en la costa oeste de Canadá. Su actual lugar de residencia es una de las ciudades más bellas, que, según dicen, ostenta una calidad de vida que pocas ciudades en el mundo entero pueden ofrecer. Ahí la número 153 del circuito, entrena para ser leyenda. Entrena con el rótulo de esperanza canadiense. Pero lo hace cargando humildad y sacrificio en un deporte que comenzó muy temprano en su vida, más detalladamente a los diez años. La anterior presentación, generó expectativa. Su carrera, también. Rebecca Marino es el personaje es cuestión. Es joven, bella y muy fuerte. Condimentos que le auguran un buen futuro dentro de las pistas WTA. Y fue en el año 2005 escribió el prólogo de su carrera profesional en Vancouver para luego estar en la Rogers Cup de Montreal en 2006. Y seguir.

Tras ese precoz despegue, ahora Rebecca Marino se encuentra en una etapa de plena madurez, en la que lentamente va descubriendo su mejor versión. Etapa que va en franco ascenso. Y esto no queda en meras palabras: hay resultados que acompañan su crecimiento, que despiertan curiosidad. El primer capítulo ya lo había escrito en el US Open 2010, donde todos fueron a ver a Venus Williams, pero se encontraron con una desconocida canadiense que cautivó la grada de Flushing Meadows. Marino tuvo su primer aventura en un Grand Slam este año en New York y después de superar tres partidos en la qualy, entró al cuadro principal. Allí, en primera instancia se topó con Ksenia Pervak y le ganó. Luego, el camino le puso a la número cuatro del mundo y aunque perdió, su actuación despertó asombro y se ganó el respeto de su rival y muchos admiradores que no dudaron en decir que pronto será Top 10 del ranking WTA.

Puede sonar exagerada la aventuranza que pronosticaron los especialistas, pero el marcador final (7-6 6-3) sostiene que Venus tuvo que trabajar más de lo pensado para avanzar en el último grande de la temporada. "Fue un partido interesante. No fue sencillo el tomar mi ritmo, pues ella sirve muy fuerte”, comentó asombrada Williams sobre Marino, desnudado una virtud de su oponente y haciendo clara referencia a la cantidad de "aces" de la canadiense, que duplicó los de ella.

“El hecho de jugar así contra Venus, me demuestra que no hay tanta distancia entre ambas y no está más allá de mis horizontes. Pensé que yo iba a estar más asustada, debido a que ella es una tenista de tan alto nivel", confesó por su lado Rebecca, quien logró fastidiar dentro de la pista a la hermana de Serena. Los especialistas, han revelado el secreto que puede llevar al éxito a la joven Marino: puede golpear la pelota tan fuerte como las Williams.

El tiempo dirá si se cumple la profecía. Lo cierto es que Marino sigue creciendo y ahora, en su tierra, dejó sin posibilidades a la favorita Bartoli. La canadiense quien hizo valer su condición de local y apabulló por 6-3 y 6-1, después de una hora y 15 minutos, a la francesa. Rebecca una vez más mostró un repertorio elegante y con su saque como principal arma. Con él alcanzó el 60 por ciento de efectividad y cosechó 10 aces, dejando perpleja a su oponente que comenzó a fallar reiteradamente al punto de cometer ocho faltas dobles. Ahora, el camino sigue para la anfitriona. Con el impulso de sacar del evento a la favorita, se topará en los cuartos de final con la estadounidense Bethanie Mattek-Sands, quien también llega con viento a favor tras vencer a Julia Goerges, por 6-1 y 6-4. La historia de Marino está comenzando, prometemos más episodios.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes