Premios ESPY John Isner: Eterno ganador

Los premios ESPY, organizados por la cadena ESPN, no solo los reciben los mejores tenistas. También son homenajeados aquellos que escribieron la historia, que trascendieron por alguna razón en especial. Este año, en el mismo teatro californiano, John Isner fue premiado con la estuatilla de los records por la eterna victoria que consiguió ante el francés Mahut en Wimbledon 2010. ¿Observaciones? La del actor Mark Wahlberg a la infartante Brooklyn Decker, que mostró sus curvas sin la presencia de su esposo Andy Roddick. John Isner se merece este y muchos homenajes. Haber ganado después de 11 horas de juego, en tres días diferentes, lo pone por encima de cualquier Federer o Nadal. O al menos lo ubica en un lugar de honor puntual, lejos de esa escala de valores que pretende imponer al mejor. La torre estadounidense se calzó el traje y se mandó para el Teatro de Nokia en California, donde lo estarían esperando varias celebridades del deporte, el cine y la moda. Entusiasmado y con ganas de decir algunas palabras, el lungo tenista aprovechó la oportunidad para resaltar la actitud "guerrera" (en el buen sentido) que tuvo su rival Nicolas Mahut en aquel partido de 11 horas y cinco minutos. También agradeció a los que lo apoyaron y, antes de terminar, el público estalló en un aplauso muy emotivo. Cualquiera de los allí presentes, gusten o no del tenis, son conscientes que este norteamericano ganó el partido más largo de la historia. Cuando Isner se aprontaba para volver a su asiento, las cámaras tomaron a la preciosura de Brooklyn Decker, que se encontraba ligera de ropas con sus partes delanteras casi descubiertas. Enseguida, en un acción destacada del equipo de producción, el actor Mark Wahlberg apareció en primer plano mirando a la modelo con cara de "no puedo creer". Muy cómica jugarreta, que seguramente salvó a otros mortales que no dieron tregua a sus ojos. No era para menos. [video:http://www.youtube.com/watch?v=Fi-XZ-tnpIo] Además de Isner, otros tenistas se vieron beneficiados con un premio ESPY. Roger Federer, en la rama masculina, y Serena Williams, en la femenina, se llevaron para sus casas los trofeos que reconocen a los mejores jugadores de tenis. La gemela menor, contenta, porque sabe que se lo merece. El helvético sigue sin entender porque le dieron el premio a él. Bueno, disfrutalo igual. ¡Salud, tenófilos!

Comentarios recientes