Wimbledon: Nalbandian será baja para llegar óptimo a la Copa Davis

david

David Nalbandian decidió no jugar Wimbledon 2010. La decisión, difícil de tomar para cualquier mortal, esconde un simple y sencillo sentimiento nacionalista: el tenista cordobés no estará en La Catedral para cuidar su tan endeble físico para así poder llegar con todo al partido por los cuartos de final de la Copa Davis ante Rusia. Nalbandian es, por excelencia, un jugador de Copa Davis. Nació para brillar en esta clase de encuentros porque siente como pocos la bandera de su país en el pecho cada vez que salta a la pista. ¿La diferencia? Juega con el alma. Si el corazón lo autoriza, a él no le importa tanto su salud. ¿Pruebas? Hay muchas, alcanza con repasar el historial ganador en este certamen que ostenta el unquillense: 38 partidos disputados, 29 ganados y 9 derrotas. Individualmente el récord es 18-4 y como doblista 11-5. Conclusión: todo un ganador, sus registros son brillantes.

nalbandian manos

Pero para demostrar en estas líneas su adhesión a la causa no hay que viajar demasiado en el tiempo. Y tampoco aburrir con números. Basta con transportarnos a marzo de 2010 para comprobar que la serie ante Suecia es una fiel demostración de lo dicho anteriormente: el Rey liquidó con su presencia a los locales a pesar de no estar pleno en lo físico. Había anunciado que no llegaría porque su condición sanitaria no era la mejor para tan magno desafío. Así, Argentina ya lamentaba su baja, y claro, renunciaba al éxito porque además Juan Martín del Potro y Juan Mónaco ya se habían bajado por lesión. Pero sobre la hora, cuando ya nadie lo creía posible, el cordobés decidió viajar a suelo europeo y aportar su granito (camión de arena) de arena para que su país gane una apretadísima serie por 3-2 ante los locales liderados por Soderling y compañía. Y lógico, continúe pisando tierra firme en su sueño hacía la Ensaladera de Plata.

Se puede decir que ahora hay puntos en común entre esa historia y la que viene a continuación. Porque cuando Nalbandian tenía pronta su ropa blanca y un pie en la sala de embarque para Inglaterra hubo un giro con olor a compromiso con la Davis, que así lo manifestó en su cuenta de Twitter: "Decidimos con mi equipo no participar en Wimbledon para poder llegar a la Copa Davis en óptimas condiciones". La página oficial del tenista en tanto, explica así su ausencia en el tercer Grand Slam de la temporada: "David tomó dicha decisión, consensuada por su entrenador y sus médicos, quienes lo previnieron de la exigencia que suponía jugar un torneo con partidos a cinco sets y en una superficie rápida como lo es el césped, lo cual no era aconsejable para el físico de David tras varias semanas de inactividad y un largo proceso de rehabilitación kinesiológica", detallan. Así las cosas, Nalba deja de lado la hierba londinese, sitio donde jugó su única final de Grand Slam (2002 vs. Lleyton Hewitt) y ahora, desde mañana, encarará una mini-pretemporada en canchas indoor para llegar de la mejor forma al choque con Rusia programado desde el 9 al 11 de julio en Moscú.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes