Entradas US Open: Todos a Nueva York

Cuando el calendario marcó el 7 de junio, tenófilos de todo el mundo comenzaron a dirigirse a Nueva York con un solo objetivo: comprar entradas para el US Open 2010. Aunque se pueden reservar por internet, el Grand Slam de Flushing Meadows siempre se caracterizó por romper records en las ventas, por lo que nadie querrá dejar su participación en manos del destino. La fiesta comienza el 28 de agosto, aunque la antesala ya se está sintiendo... Ya habíamos hablado en Punto de break sobre los paquetes especiales que se habían puesto a la venta para el máximo disfrute del US Open 2010. Si usted compraba uno de esos boletos VIP, además de presenciar algún partido que le sea de interés, también iba a tener la posibildad de sacarle jugo al Grand Slam con todos los sentidos. Pero si su intención no era más que comprar algunas entradas para ver tenis y listo, sabía bien que hasta el 7 de junio no iba a poder hacer más que revisar con nostalgia viejos tickets de colección. En vísperas del 28 de agosto, día en que el US Open 2010 abrirá sus puertas oficialmente, los amantes del mejor tenis (y de las superficies rápidas) no dejan de tener pesadillas sobre cómo sería el torneo sin ellos. Tal es el caso de Mike Andrews de Pensilvania, quien saltó con sus amigos de un estado a otro para conseguir entradas. Según relatan en el sitio oficial del US Open 2010, Andrews y los suyos llegaron con sus autos a Nueva York el 7 de junio a las 2 de la mañana, y luego acamparon en la fila hasta las 9, hora en que estaba pronosticada la apertura de la boletería. Al igual que estos jóvenes enamorados del raqueteo que llegaron temprano al USTA Billie Jean King National Tennis para conseguir entradas, decenas de personas comenzaron a caer con el mismo plan de asegurar su lugar en uno de los cuatro torneos de tenis más relevantes del planeta. "La cantidad de gente era la de esperar, al principio eran un poco más de cien, y luego con el pasar de los minutos se fueron duplicando", explicó Michael Bozzo, el encargado de controlar la paciencia de los clientes, según informó el sitio oficial del US Open 2010. Y agregó: "Con la tecnología evolucionando cualquiera puede comprar tickets sin importar donde estén... Creo sinceramente que este grupo (los que se hicieron presente en la compra de boletos) lo hacen por el ambiente, para sentir que están en el US Open 2010". De una forma u otra, por internet o en la propia casa que alberga el evento, lo que realmente importa es contar con un boleto real que permita el ingreso a algún encuentro del Grand Slam. Los planes que se venden para vibrar más de un partido (ya que estáis allí...) varían en función de la cantidad de encuentros que usted quiera presenciar. Por ejemplo, si usted solo desea ir a las primeras tres jornadas deberá desembolsar casi 200 euros, aunque si opta por ir a casi todos tendrá que pagar un poco más de 600. Si está interesado, ingrese al sitio oficial y reflexione sobre las combinaciones que le ofrecen. Si quiere algo puntual, verifique si quedan entradas en internet. Queda (muy poco) tiempo...

Comentarios recientes