Michael Llodra: Un hombre muy raro

Michael Llodra, es realmente un hombre muy raro. Pues ha hecho de todo, fuera y dentro de las pistas. Pero antes que nada debemos mencionar que el francés actualmente es entrenado por una mujer: la bella Amelie Mauresmo. La misma se retiro hace poco y hoy en día intenta adiestrar a este polémico tenista. Generalmente vemos a ex tenistas masculinos entrenando a jugadores del mismo sexo, lo que es normal y raro sería si así no fuere. Michael Llodra mostrando su diferencia con el resto tiene a la guapa Amelie Mauresmo como entrenadora, toda su rareza empieza por ahi. Aunque muchos la quisieran para tenerla enfrente y lanzarle unas bolas, el francés simplemente entrena y sigue sus consejos. Mauresmo en tanto afirma que es un "valor añadido" para él. Sus diferencias con el resto arrancan por su entrenamiento, pero en cancha también exhibe su faceta de raro y en varias historias aparece con su compatriota Fabrice Santoro. Quizás pocos recuerden el asesinato de un pájaro por parte de Llodra. Esa vez en pleno juego, un inocente pájaro revoloteó cerca de la red y recibió un impacto de pelota que acababa de golpear Llodra, por lo que cayó muerto sobre la pista en ese mismo instante.

"No sé que pasó, golpeé la pelota y maté al pájaro. Estaba volando, no sé", explicó Llodra. Su compañero de dobles por su parte, Fabrice Santoro, comentó con irónicamente: Desde el principio de la semana está diciéndome: "Voy a matar un pájaro, y finalmente lo hizo". Luego de ese juego en el que los franceses vencieron por 6-3 3-6 y 12-10, se los llamó: los "cazadores".

Pero esto no es lo único que hicieron estos dos. Ya que en el Abierto de Australia en el año 2004, tras ganar el torneo de dobles masculino nuevamente y por segunda vez, ambos se quitaron sus camisas, zapatos, calcetines y pantalones cortos. Por lo que quedaron festejando solamente con un par de calzoncillos blancos, arrojando su ropa a los espectadores.

Fuera de las canchas este hombre también es raro, muy raro diría. En vísperas de un torneo de Cayo Vizcaíno en Miami, el tenista croata Ivan Ljubicic había acudido a su taquilla con el fin de preparar su encuentro frente al estadounidense Vincent Spadea. Luego de ducharse, encontró sus cosas en el suelo frente a su taquilla precisamente. Pues ahí se dio cuenta que la misma no estaba completamente cerrada, Ljubicic abrió las puertas de la misma y ahí sucedió la sorpresa: en su interior apareció el tenista francés Michael Llodra desnudo. Esto impactó a Ljubicic, quien comentó: "Me quedé en estado de shock. Al abrir la taquilla Llodra me estaba mirando, yo le miraba a él, y dije: “¿Qué diablos haces aquí?” Si la situación era increíble, no lo fue menos la respuesta del francés: “Me concentro para el partido”, contestó. Así respondía el tenista en la rueda de prensa post-partido. "Son las diez menos diez y tú juegas a las diez en punto", continúa con el diálogo. “Estaba intentando concentrarme para mi partido”, decía Llodra. El tenista galo le explicó al croata que se concentraba en su taquilla porque “estaba intentando captar tu energía positiva porque tu ganas muchos partidos este año”. Increíble pero cierto todo lo dicho de Michael Llodra, quien seguramente tiene muchas historias más para contar y tendrá varias luego de su retiro. Lo que siempre vamos a decir es que el francés es un hombre muy raro.

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes