Open USA 2010: Del Potro sin US Open y...¿sin 2010?

La operación en su muñeca derecha salió bien, aunque la recuperación llevará su tiempo. El tandilense Juan Martín Del Potro, que sigue sin jugar desde el 24 de enero, avisó que no estará en el próximo Open USA, a disputarse entre el 30 de agosto y el 12 de setiembre. "Ojalá pueda volver a jugar este año, pero si tengo que volver en 2011, no tengo problemas", aseguró Delpo, según transcribió Télam. Todo el mundo del tenis sigue sacando sus propias conclusiones sobre el tiempo de recuperación de la Torre de Tandil, esa que hizo caer a Roger Federer en el último Open USA. Si bien el asunto pareció esclarecerse con su carta (ver nota "Juan Martín Del Potro: La verdad sobre su lesión" del 4 de mayo), en la que describió su lesión como "grave", la demora de su regreso genera alguna duda, casi imposible de despejar. No solo que no estará en el último Grand Slam del año; tal vez no veamos su cara en todo el 2010. Se perderá Roland Garros, Wimbledon, Copa Davis (cuartos de final ante Rusia), Masters de Londres y algún torneo más. Visto en perspectiva: ¿nadie en su entorno se pudo dar cuenta que la operación era inaplazable? "Tengo que estar entre cuatro y cinco semanas con la férula, y después voy a estar entre uno y dos meses para recuperarme totalmente", dijo Delpo, y agregó: "Nunca me tocó estar lesionado así que no sé mucho de estas cosas". Las declaraciones del argentino nos llevan a pensar que hasta el año que viene brillará por su ausencia. Puede ser que se recupere antes, pero un tenista clase A no querrá pisar el circuito estando a media máquina. Bajará puestos en el Ranking ATP (hoy está el cinco), pero eso es lo de menos. La cirugía en el Mayo Clinic de Rochester, en los Estadios Unidos, salió como esperaban. El doctor Michael Berger, un especialista en manos, no tuvo inconvenientes y le "arregló" el tendón cubital del extensor carpiano en la muñeca derecha de Del Potro. Días antes, antes de que se supiera sobre su inminente operación, los rumores sobre traumas psicológicos, falta de competición o alguna cosa extra-deportiva estaban a la orden del día. Nadie sabía bien lo que pasaba, y el entorno del tenista no comentaba nada. Ahora se sabe que su lesión fue más grave de lo que parecía.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes