Renée Richards - Richard Raskind: El caso de la tenista transexual

El caso de Renée Richards quizás pocos lo recuerden, pero trascendió y llamó mucho la atención en el mundo del tenis, no por tratarse estríctamente de lo deportivo, sino por ser algo que no tiene nada que ver con el tenis e involucra a una vida que el destino y los objetivos personales propios llevó a que fuera así. El 19 de Agosto de 1934, nace en Nueva York un niño llamado Richard Raskind, el cual pasó de ser un jugador mediocre en el circuito amateur de tenis de los Estados Unidos a ser una gran recuerdo en la historia de éste deporte. Su infancia fue totalmente normal y su vida era como la de cualquier otra persona, pero tenía un problema que tardaba y no sabía como resolver. Visitó psiquiatras y médicos para poder resolverlo, hizo lo posible para que este problema no pasara a mayores. Pues algo andaba mal, Richard Raskind jugando en el circuito de hombres sentía que no encajaba, no estaba a gusto, tenía actuaciones mediocres y no se consideraba feliz allí. Un día dejó la universidad aduciendo problemas de adaptación y depresión afectiva. Pero al año siguiente, logró matricularse en Medicina, más precisamente en la Universidad de Rochester, luego de ésto su problema personal empezaba a desaparecer. A partir de allí todo parecía resolverse, tuvo excelentes notas y se especializó en Otorrinolaringología, Cirugía y Oftalmología. Después ingresó a la Marina, en donde llegó a ser comandante y cuando dejó este puesto se casó, tuvo un hijo y su carrera como oftalmólogo fue increíble. En su época vinculada a la medicina y a la Marina continuó jugando al tenis. Pero la mayoría de las veces no llegó a ingresar a cuadros principales de torneos, solamente en 1972 fue subcampéon estadounidense de tenis; esto le provocaba una desilusión muy grande, lo amargaba y aunque lo ocultaba su problema seguía allí presente. En 1974, cuando estaba cerca de cumplir 40 años, Richard Rasking pareció haber desaparecido del mundo, pues había decidido solucionar su problema. A mitad de año de 1976, aparece en el torneo femenino de Californa una tal Renée Richards, la cual gana el título jugando de gran forma y siendo revelación. Luego de allí Renée comienza a disputar varios torneos, en donde como era de suponerse, no pasó inadvertida. Un periodista la acusó de ser un hombre disfrazado de mujer, pero la situación iba más allá que un simple disfraz, Renée Richards y Richard Rasking eran la misma persona. El año anterior, Richard Rasking se había sometido a una operación de cambio de sexo e inmediatamente realizó trámites y regularizó todo para que en los papeles dijera su realidad legal: que era mujer.

La noticia estalló en Estados Unidos y en gran parte del resto del mundo. El caso movilizó al tenis en general: prensa, jugadoras, directivos y aficionados. El tema fue motivó de protesta de muchas tenistas, que argumentaron que por haber sido un hombre competía con ventajas en el aspecto físico. Richards por su parte inició una batalla legal para que se reconocieran sus derechos. En 1977, la Corte Suprema de Justicia le dio la razón. Ese año llegó a la final de dobles en el abierto de los Estados Unidos y al año siguiente alcanzó los cuartos de final en singles. Se dio el gusto de ganar un torneo y, más tarde, de convertirse en entrenadora de Martina Navratilova. En 1982 dejó el mundo del tenis y regresó a su otra pasión: la medicina.

En la actualidad, Renée Richards está dedicada de lleno a la oftalmología, en donde dedica buen parte de su tiempo. Su historia y su caso recorrió el mundo, animó a muchos que vivían la misma situación o casos de marginalidad similares a luchar y enfocarse en sus objetivos personales. Esta mujer jamás va a estar arrepentida de lo que hizo: "Creo que hice lo correcto. Y que mi caso ayudó a otra gente marginada de la sociedad. Tuve una experiencia maravillosa como jugadora. El balance ha sido muy positivo."

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes