Roddick en lo más alto de Miami

Andy Roddick (Nº8) llegó a los más alto de Miami y alegró a todo su país. Se alzó con la victoria en el Masters 1000 de Miami 2010 , venciendo a Tomas Berdych (Nº 16) 7-5 y 6-4 en la final. No le cedió ni un set al checo y lo liquido en una hora 43 minutos. Su estilo propio, sus locuras, sus ganas, en definitiva su tenis fue el que lo hizo sumar el título número 29 de su carrera. El cual lo deja como el tercer jugador activo con más trofeos, detrás de Roger Federer (62) y Rafael Nadal (36). Cabe recordar que Andy Roddick en el 2004 fue la primera vez que se coronó en Miami. En esta final no tuvo que recurrir al juego en la red con el que superó a Rafael Nadal en las semifinales. Esta vez sólo ganó ocho de los 16 puntos en la malla. "Fue un día excelente, el saque funcionó y jugué muy limpio", comentó. "Sentí un poco de presión pues quería ganar aquí (Miami), ya que estuve muy cerca en Indian Wells hace dos semanas". Fiel a su manera de jugar, siendo un luchador dentro de la cancha, recuperándose en los momentos justos, concentrado, no dando punto por perdido y desplegando todo su carácter el texano ganó este torneo de punta a punta. El cual luego de vencer increíblemente a Nadal en semifinales demostró que no iba a a ser un partido fácil para Berdych. Aparte de lo dicho anteriormente, Roddick anduvo con el misil muy afinado y cargado. Pues lanzando a 220 kilómetros por hora, metió 13 servicios en los cuales el checo solo le quedo intentar mirar como pasaban las bolas por al lado. Igualmente el estadounidense se encargó de comentar que su juego no se basa solamente en su poderoso saque, "Mucha gente dice que el saque es lo bueno y lo demás es regular", dijo. "No me importa. Hay varios jugadores con un saque impresionante que no pasan de lo normal, así que debe haber algo de diferente en lo que hago", agregó. Andy ha demostrado ser un jugador increíble, pero es cierto, con su servicio gana muchos puntos y resulta inevitable decir que su principal arma muchas veces es lo que lo lleva a conseguir triunfos. Desde hace un tiempo el estadounidense decidió cambiar, comenzar a reforzar sus puntos fuertes y corregir errores. Básicamente en cuanto a su carácter, el cual lo llevaba a perder puntos increíbles; su enfado cuando las cosas no le salían le llevo a perder muchos partidos. Por eso a fines del 2008 empezó a trabajar con el entrenador Larry Stefanki. El cual lo ayudó a bajar de peso, mejorar sus desplazamientos y su juego. Hoy en día está mostrando ser un tenista más completo, lo cual le permite recurrir a un abanico de tácticas, con las cuales antes no contaba. Además de ingresar a la mayoría de los partidos muy concentrado, ha podido revertir y utilizar su carácter en su beneficio, no dejando punto por perdido y luchando hasta el final pase lo que pase. "Se entrena como nadie en el tour", dijo Stefanki. "Podría ser como Andre Agassi, cuyos mejores años fueron después que cumplió los 27", comentó su entrenador. Todo lo dicho nos deja una pregunta: ¿Podrá Roddick encontrar el balance físico, mental y en su juego que necesita para estar más arriba en el ranking ATP?, pues lo está logrando, veremos cuanto dura. Roddick logró hacerse con un premio de 700.000 dólares y de subir un puesto en el ranking ATP, haciéndose del séptimo lugar con 4.780 puntos. Los cuatro de arriba no logran encontrar su mejor tenis y más vale que tengan cuidado, porque el estadounidense se viene y tiene ganas de seguir escalando.

Comentarios recientes