Taylor Dent piensa en la política

Taylor Dent comenzó nuevamente su carrera profesional hace un año tras haber tenido que abandonar en 2006 el circuito profesional por una serie lesión en la espalda que lo llevó a pasar por el quirófano. Tras su vuelta, logró fluctuar alrededor del puesto 75 del ranking ATP, de la mano de su padre, el ex tenista Phil Dent y su entrenador Tom Gullikson luego de arrancar desde el 865º. Llegó a ser el saque más veloz del circuito, alcanzando los 243 km/h. Pero sus intereses futuros están muy lejos de los pantalones cortos y muñequeras en sus brazos. Dent piensa a futuro en integrarse a la política de su país y lentamente ya se va preparando para tal hecho. "Cuando me retire me gustaría ser entrenador, pero mi segunda opción es la política", confiesa Dent, declarado "constitucionalista y conservador". Por lo pronto, optó como libro de cabecera un audio-libro de Ronald Reagan ("es interesante ver cómo evolucionó en sus creencias", indica Dent) y lee además un manual sobre el impuesto justo. Desde el principio que la política y los deportes no son compatibles pero en Taylor Dent la fuerza que lo hizo retornar a las pistas, le dará la capacidad para sumergirse en el gobierno local de California, la que será seguramente su primera plataforma partidaria.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes