A un sólo punto del sueño español

copa-davis.jpg
¡Menudo espectáculo se acaba de vivir en el pabellón Islas Malvinas de Mar de Plata! Fernando Verdasco y Feliciano López volvieron a dar una lección de tenis, pero en este caso uno de los pupilos fue el que ayer se pusiera la toga de maestro frente al español David Ferrer, David Nabaldian. Las idas y venidas en el marcador, con un tie break incluído, los aces de Feliciano, y alguno del único argentino que se dejó ver en la pista, las remontadas, los gritos y alguna que otra falta de respeto desde la grada, la intensidad o los bajones anímicos...fueron algunas de las anécdotas, deportivas y no, que definieron ayer el partido de dobles de la Gran Final de Copa Davis. Cuatro sets fueron suficientes para que el equipo español volviera a demostrar que ha venido a jugarse la Ensaladera, no a pasearse mientras se cumplen los pronósticos. España era perdedora antes de aterrizar en Mar de Plata, y hoy, segundo y penúltimo día de la fase, se adelanta en el marcador con un 2-1. Tres horas con 18 minutos y el marcador 7-5, 5-7, 6-7 y 6-3, le dan a España un 75% de posibilidades de ganar la Copa Davis. Si mañana juega Ferrer, bien contra Del Potro (que está tocado y es seria duda) o contra Calleri, su motivación será mucho mayor que la de ayer. Si hubiera cambio de última hora y fuera Verdasco el que saltara a jugar, poco hay que decir con lo visto esta tarde. Además se ha dado la vuelta, o la tortilla, complemamente al planteamiento, ahora la presión cae al 100% sobre Argentina, España está a un punto de hacerse con el título. A los que nos gusta el tenis soñamos con partidos como el esta tarde, cuatro sets reñidos y peleados hasta la última bola. Un grande como Nabaldian cediendo su juego a los 'eternos perdedores' en esta competición, un número 31 dando ejemplo de espíritu y sobrado en lo que mejor sabe hacer, los saques, y una pareja complementada tanto física como psicológicamente. Después del encuentro, el de Toledo reconocía que en el tercer set se salió del partido y fue su compañero quien tuvo que aguantar su decaimiento potencial y moral. De hecho, los argentinos pudieron remontar un 1-5 para llegar al único tie brike, y en el que Verdasco, a pesar de haber tenido más errores que Feliciano a lo largo de las tres horas, fue la baza importante para, a su vez, recuperar el set y ganarlo tras ponerse en el tie break por detrás en 5-1. Por cierto, la hinchada argentina debería plantearse si fue a ver un partido de tenis o de fútbol, cada deporte a los suyo, y el tenis necesita más silencio y respeto para disfrutar del espectáculo. Hasta a Nabaldian se le subió el síndrome Copa Davis y se comportó, en alguna ocasión, como un ultra perdido con una raqueta en la mano. Las cosas se ponen bien para el equipo visitante, mañana a rematar.

Comentarios recientes