El tenis norteamericano en decadencia

Andy Roddick La victoria en la Copa Davis 2007 no puede esconder el hecho de que el tenis norteamericano está en decadencia. Esta semana en el SAP Open en San José, jugarán la mayor parte de los jugadores norteamericanos con más ranking, pero salvo Andy Roddick (6) y James Blake (9), el resto están más allá del top 50, y sólo hay 6 en el top 100. A estas alturas hace 10 años, Pete Sampras, Andre Agassi, Michael Chang o Jim Courier daban otro aire al tenis estadounidense. Hoy el panorama es desolador. Andy Roddick pasa por ser el último estadounidense que ha ganado un Grand Slam, y eso fue hace ya casi 5 años. Sin embargo, en la época de Pete Sampras los estadounidenses consiguieron 26 títulos de Grand Slam. A esto habría que sumar que Andy Roddick y James Blake no parecen a día de hoy capacitados para romper esa sequía, y que los jóvenes tampoco parecen estarlo. Sam Querrey (20 años), Donald Young (19 años) o John Isner (22 años) no acaban de cumplir con las expectativas que se había depositado en ellos. Otros como Bobby Reynolds, Wayne Odesnik, Jesse Levine, Alex Kuznetsov o Scoville Jenkins no parecen el futuro. En juniors ningún norteamericano acabó en el top 20 en 2007. Además habría que tener en cuenta cómo los torneos como Delray Beach y San José ahora, o Indianapolis y Los Angeles en verano, benefician al ranking de los jugadores americanos, ya que la mayoría de jugadores importantes juegan en Europa. Si Blake hubiera ganado Delray Beach esta semana, lo habría hecho sin enfrentarse a ningún top 100 en todo el torneo, pero eso sí, los puntos son los mismos que en Marsella por poner un ejemplo.

Comentarios recientes